Una empresa social para ayudar a los trabajadores de oficios

Dan Nativ comanda QXM, una plataforma freemium que anhela convertirse en la próxima cebra argentina 

Una empresa social para ayudar a los trabajadores de oficios

Hace casi exactamente un año, porque fue el 1° de mayor de 2019, QXM, una comunidad digital que funciona como punto de encuentro entre clientes, trabajadores de oficios -como pintores, electricistas y gasistas- y comercios, nacía como empresa. Pero la idea para gestar esta plataforma freemium había empezado a formularse cinco años antes, cuando su fundador, Dan Nativ, tenía 27 años y muchas ganas de emprender. 

“Algo que me enseñó El Principito es que existen dos tipos de personas: las que ven el mundo en el que vivimos y se preguntan ‘¿Por qué?’ y las que sueñan el mundo en el que les gustaría vivir y se preguntan ‘¿Por qué no?’. Qxm.com.ar es una empresa social, nuestro gran objetivo es ser la primera empresa cebra del país”, comparte el emprendedor que debió invertir u$s 30.000 para poner en marcha la firma y que hoy comanda un equipo de 12 personas. 

"Los clientes cargan la necesidad o trabajo a realizar, los trabajadores reciben una notificación y presupuestan de manera abierta y transparente logrando que el mercado regule los precios y que el cliente no tenga que pagar de más. Luego, el cliente elige al trabajador que desee, ya sea por precio, reputación recibida por otros usuarios, cercanía o el criterio que crea más relevante”, explica Nativ, y agrega que, a través de la plataforma, ya se avanzó sobre 160 solicitudes de trabajos. 

Luego, los clientes tienen la opción de comprar los productos que necesiten para realizar el trabajo en el marketplace de la firma. “Tanto en el área de servicios como en las tiendas no se cobran comisiones para poder ayudar a los trabajadores y a las pequeñas tiendas a poder tener un canal de adquisición de clientes masivo", agrega Nativ, quien tuvo más de 450 reuniones con ministerios, empresas, fundaciones y secretarías para lograr aliados estratégicos que lo ayudaran en el crecimiento inicial. 

El 90% de las compras de servicios y productos de QXM provienen de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires, pero cualquier persona del país puede solicitar presupuestos, aclara el emprendedor, quien asegura que el modelo de negocio es replicable en otros mercados y que ya recibió consultas de países como Colombia, México, Chile e Israel, aunque, por el momento, prefiere consolidarse en el mercado local. 

Si bien el decreto de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio limitó algunas reuniones que Nativ tenía en carpeta, el emprendedor asegura que, desde que se habilitó la circulación de trabajadores para el mantenimiento, el crecimiento de tráfico en la plataforma fue exponencial. “Recibimos entre 300 y 500 contactos diarios de trabajadores”, sostiene el emprendedor, que proyecta un incremento mensual del 40% sostenido en la pata de servicios y que confía en que logrará superar la línea de las 25.000 tiendas en su marketplace para este año. 

Nativ comenta que cuenta con un preacuerdo con una empresa de oferta de alquileres y venta de propiedad online para que promocione sus servicios y está por cerrar con una fintech que les permita canalizar los pagos y recibir un porcentaje. “A su vez, la idea es hacer crosseling con la oferta de préstamos de consumo (cliente), préstamos para renovación de herramientas (trabajadores) y préstamos para compra de mercadería (tiendas), emisión de tarjetas prepagas para los trabajadores quienes son en su mayoría no bancarizado”, explica. 

Y, en línea, el emprendedor explica que su tercera unidad de negocios es el PEI (Programa de Empleo Independiente), donde funciona como articulador entre ministerios, fundaciones, empresas y organizaciones con sus trabajadores, brindándoles cursos, capacitaciones y certificaciones. "Acá, la monetización proviene de empresas que buscan fidelización, prueba de productos y feedback de nuevas líneas”, concluye. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar