Un negocio a prueba de agua: fabrica pilotos y factura $ 360 millones

Tercera generación de la familia fundadora, Diego Meischenguiser preside esta firma que nació fabricando pilotos y que espera cerrar el año con una facturación de $ 360 millones. Cómo diversificó su cartera de productos. Los planes para 2019.

Cuenta la leyenda que, a comienzos de la década del 20, en nuestro país se comenzó a importar una gabardina de lana pesada y compacta procedente de la localidad galesa de Perram, que era ideal para confeccionar abrigos e impermeables. Gran visionario, Marcos Meischenguiser encontró en esa tela súper abrigada y resistente al agua la inspiración para la creación de su exitoso negocio: la venta de pilotos, cuya marca, fundada en 1922, llevó en su nombre a aquella tierra: Casa Perramus.

Su primera tienda, ubicada en la esquina de las calles Sarmiento y Maipú, sigue siendo el local emblema de Perramus, una etiqueta con casi cien años de tradición en el mercado argentino.

Lo que comenzó siendo una marca enfocada en la comercialización de pilotos para hombres derivó en una propuesta comercial que se fue diversificando hacia todo tipo de prendas outerwear (ropa de exterior o "tercera piel"): desde montgomeries y sobretodos, hasta tapados, trenchs, chalecos y camperas de pluma. A la incorporación de nuevos artículos, le siguió la modernización de su estilo y el estreno de una línea femenina que, en la actualidad, representa el 60% de su facturación anual.

Esto no fue todo: durante su trayectoria también sumó una línea de productos de uso diario que incluyó jeans, remería, camisas, sastrería y accesorios. "Esta opción se materializó a partir de una estrategia de desestacionalizar a la marca, ya que ocurría que en invierno facturábamos mucho y en verano no. De esta manera no sólo mejoró la recaudación en época estival sino que también generamos una propuesta total para hombre y mujer, aunque los impermeables siguen siendo el core de la marca", dice Diego Meischenguiser, tercera generación de la familia y actual presidente de Perramus.

De este modo, la empresa que hoy emplea a 120 personas en forma directa ofrece junto a sus clásicos trenchs coat tres líneas bien diferenciadas: The Essentials, propuesta enfocada en el desarrollo de accesorios para la lluvia, como paraguas, botas de goma, zapatillas, borceguíes e impermeables y pilotos; Perramus Plus, que abarca artículos de cuero como carteras, cinturones y zapatos, bolsos playeros, de mano, mochilas, shopping bags, caps y gorras; y New Generation, línea joven de la etiqueta que tiene como director creativo al diseñador Mariano Toledo. "Esta opción fue pensada como una apuesta para conquistar a las nuevas generaciones, manteniendo el ADN de la marca. Así, nuevas siluetas, tipologías y texturas forman parte de esta vertiente en la que, además, sobresalen las reediciones de prendas icónicas de la marca", precisa Meischenguiser.

Pero la diversificación también se dio a nivel del target. Lejos de ofrecer colecciones para un público masculino mayor, su apuesta apunta a un target conformado por personas de entre 30 y 50 años. "Es un público ABC1 integrado por gente de ciudad que busca estar bien vestida", amplía el ejecutivo de esta casa que estima cerrar el 2018 con una facturación de $ 360 millones, un 25% de crecimiento respecto al año pasado.

"Fue un camino lleno de desafíos hasta llegar a lo que somos: una marca clásica aggiornada a la tendencia que se especializa en outerwear. Mi profesión de economista me permitió entender todas las crisis que fue atravesando la Argentina y sus problemas estructurales. También me permitió anticiparme un poco a lo que va iba a venir, dado que la economía local es bastante impredecible. Lo bueno es que Perramus es una empresa flexible, lo que le ha permitido acomodarse a las distintas coyunturas. De hecho, supo adaptarse cuando la economía se abrió en la época de la convertibilidad, y lo mismo en el último gobierno K, cuando se cerró y tuvimos capacidad industrial para poder fabricar internamente", detalla Meischenguiser.

"Nuestra ventaja competitiva es que todas nuestras líneas de productos están desarrolladas con la máxima calidad, tanto de la confección y materia prima como de los avíos y accesorios que llevan las prendas. Esto es lo que nuestros clientes reconocen y valoran", agrega.

Otro de los retos que tuvo su gestión fue la de profesionalizar la empresa. "A mis 30 (hoy tengo 48 años) la empresa ya tenía un volumen importante de gente, de facturación y de negocio y había que profesionalizarla. Empecé a tomar decisiones con una apuesta por la planificación y la estrategia. Una de ellas fue implementar una fuerte acción de aperturas de puntos que inicié en 2005", explica el economista.

La firma apostó a la expansión. De poseer solo un local pasó a tener 10 locales exclusivos propios, nueve franquicias y más de 250 multimarcas a lo largo y ancho del país. También sumó corners en los aeropuertos de Buenos Aires, Córdoba y Bariloche y una plataforma de comercio electrónico que lanzó hace un año atrás. Asimismo, en una participación muy pequeña, exporta a Uruguay, Chile y Brasil "pero esto no representa más de un 2% de la venta de la marca", precisa el CEO.

Perramus

Bajo la consigna We are so Summer, Perramus, la firma nacida en la Argentina en 1922, presenta su nueva colección. Femenina y contemporánea, la propuesta incluye vestidos, pilotos, trenchs, pantalones amplios lisos o con estampados exclusivos, camperas cortas, cardigans, jeans, remeras y bermudas diseñados en colores vibrantes y suaves texturas, como el nylon ultra light y el algodón peruano.

Por su parte, la colección masculina, elegante y deportiva, propone pilotos, parkas, suéteres de hilo, jeans, camisas, chombas, pantalones de verano, chupines, caps y trajes de baño con mucha estampa.

Finalmente, en New Generation, que comprende la línea joven de la firma que espera cerrar el año con una facturación de $ 360 millones, la versatilidad se muestra en todos los ítems femeninos. Diseñados con ingeniosos sistemas de ensamble, cada prenda de esta propuesta puede convertirse y ser usada de diferentes maneras, tal como difundieron fuentes de la empresa.

Fundación: 1922

Facturación 2018 (e.): $ 360 millones.

Proyección de crecimiento 2018 (facturación): 25%

Cantidad de empleados: 120

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar