Para los indecisos: una plataforma ofrece tests vocacionales 100% online

Dos hermanos y un amigo dejaron sus puestos en las grandes compañías para las que trabajaban y crearon un test vocacional 100% online. Este año apuestan a superar los 50 mil usuarios. Sus perspectivas.

Viaedu ofrece un test vocacional 100% online.

Viaedu ofrece un test vocacional 100% online.

De cada 10 estudiantes, cinco abandonan la universidad en los primeros dos años, y muchas veces, esto responde a una mala elección de la carrera. De cada 10 chicos que terminan el colegio, seis no saben qué estudiar y son muy pocos los que pueden acceder a un proceso de orientación vocacional, que puede costar hasta $ 15.000. Ante esta situación, en 2015, y con una inversión inicial de u$s 100.000  proveniente de Eastpoint Ventures, los hermanos Rodrigo y Julieta Beistegui junto con Patricio Fenoglio crearon Viadeu, una plataforma que orienta y ayuda a los jóvenes a elegir qué carrera estudiar y en dónde.

¿Cómo lo hacen? De forma 100% online. Y se enfocan en analizar los intereses, las habilidades y la personalidad del usuario, además de distintas variables demográficas. A partir de los datos recolectados, le recomiendan al futuro estudiante carreras e instituciones que resultan afines a su perfil. 

Además, le facilitan el contacto con la institución en cuestión y le brindan información sobre la oferta académica, junto con opiniones de exalumnos, entrevistas y notas de interés. Todo esto, según aseguran los hermanos Beistegui, vuelven más divertido y natural el proceso para el target más joven.

La idea surgió hace casi dos años, cuando los hermanos y Fenoglio, “amigo de la vida de Rodrigo”, decidieron dejar atrás las empresas para las que trabajaban, y se volcaron de lleno al proyecto. “Todos formábamos parte de distintas corporaciones, pero tras varios años, decidimos dar un paso al costado para enfocarnos en algo que nos atrajo siempre: la posibilidad de generar un emprendimiento con impacto social, ayudando a miles de chicos del colegio secundario a evitar la frustración en la elección de la carrera universitaria”, cuenta Julieta. Aunque aclara que no estaban conformes con sus trabajos, la experiencia profesional en empresas líderes “fue clave”. 

“Si bien nos gustaba lo que hacíamos, nuestra vocación siempre estuvo en poder ayudar a mejorar la sociedad, con herramientas que generen el mayor impacto posible, y al mismo tiempo que dando lugar a una gran compañía”, agrega. Fue en ese momento que los hermanos iniciaron un posgrado en negocios digitales (MIND) en la Universidad de San Andrés. Allí conocieron a Santiago Schettini, impulsor de MIND en la universidad y miembro de Eastpoint Ventures. 

“El proyecto nació principalmente de Rodrigo, que después de 13 años en P&G, y súper convencido de querer salir de la corporación, trabajó junto con Santiago y Gabriela Rugeri para encontrar una idea de negocio”, recuerda hoy Julieta, y agrega: “El siguiente paso fue armar un equipo que cubriera las posiciones clave para llevarlo adelante”, y así fue que se sumó el resto del equipo. 

Su diferencial

A la hora de enumerar cuáles son los principales diferenciales de su servicio, los emprendedores mencionan, en primer lugar, que se trata de “algo innovador”, que “habla” el idioma de los jóvenes. Sumado a esto, Rodrigo asegura: “Supimos hacer de un proceso tradicional, en general tedioso (entrevistas presenciales y cuestionarios eternos, etcétera), algo entretenido y a lo que se puede acceder desde un celular”. De hecho, de acuerdo a lo que afirman los creadores, el 76% de los chicos que completan los tests de Viaedu lo hacen desde un teléfono móvil.

Otra cuestión que añade Julieta es que, si bien existen innumerables evaluaciones vocacionales en la web, ellos cuentan con un equipo de profesionales que desarrolló el propio, a partir de técnicas de consultorio y, según asegura, “es súper completo a la hora de analizar a la persona”. 

El equipo de Viaedu.

Sumado a esto, Viaedu cuenta con un equipo de comunicación y diseño que tiene entre sus objetivos “encontrar la mejor manera de hacerlo atractivo para los chicos”. A estas ventajas, los entrepreneurs suman otras, como por ejemplo, que acompañan a los estudiantes en la definición del punto de partida desde el cual van a edificar su carrera profesional, simplifican y acortan el proceso de la elección de carrera y universidad, y estandarizan los recursos para que puedan evaluar diferentes alternativas. 

Por último, mencionan que acercan la orientación vocacional, no solo en cuanto a costos, por ser más accesible que los tests tradicionales, sino también a la hora de hablar de distancias. ¿Cuánto cuesta? En promedio, una prueba vocacional cuesta alrededor de $ 400 y los orientadores, $ 300.

El target

“Empezamos Viaedu considerando que su público está formado por chicos entre 16 y 19 años que están próximos a terminar el colegio y elegir sus próximos estudios”, dice Julieta, para más tarde admitir: “En el camino, entendimos que la búsqueda se puede dar a todas las edades”. Además, ofrecen sus servicios a colegios. “Es una manera de que las instituciones puedan brindar orientación a los alumnos, lo que les permite organizar actividades relacionadas de forma eficiente”, explica Rodrigo.

También tienen como clientes a instituciones de educación superior, porque les permiten mantener actualizada su oferta en la plataforma y acceden a potenciales estudiantes calificados e interesados en ella. Por último, brindan herramientas para orientadores que trabajan en centros y consultorios privados, para así hacerles más eficiente la toma de información y corrección de los tests clásicos.

Planes a futuro

Los fundadores de Viaedu tienen varios proyectos de cara al futuro. Entre ellos, mencionan sumarle nuevas funcionalidades al test, para conocer mejor a los chicos, pero que esto no signifique que deban responder más preguntas, sino todo lo contrario.

También, apuntan a crear pruebas enfocadas en la reorientación, así como también abrir a la comunidad un lugar de preguntas y consultas entre egresados y futuros estudiantes. Es que, tal como afirman, no todos los jóvenes cuentan con profesionales a su alrededor para hacerles preguntas sobre las carreras que les interesan. Además, tienen el objetivo de cerrar 2017 con 50 mil usuarios –desde que arrancaron, ya pasaron más de 8000– y lograr el contacto con al menos 30 universidades. 

Ficha técnica:

Año de lanzamiento: 2015.

Inversión inicial: u$s 100 mil.

Usuarios que hicieron el test: 8000.

Valor promedio del test: $ 400.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar