La pyme que, literalmente, inyecta aire fresco en los túneles

Creada por un ingeniero de minas, la firma se especializa en mangas y accesorios de ventilación para minería subterránea o túneles viales y ferroviarios, al tiempo que fabrica carpas térmicas, contenedores y cobertores.

Enrique Ruiz, de Arg Carpas.

Enrique Ruiz, de Arg Carpas.

Un ingeniero de minas llamado Enrique Ruiz abandonó su trabajo en el ámbito comercial de la minería, un sector en el que había pasado la mayor parte de su vida profesional, y decidió constituir su propio proyecto. De esta manera, fue ideada Arg Carpas, una empresa especializada en mangas y accesorios de ventilación para minería subterránea o para túneles viales y ferroviarios. Asimismo, y tal como podría inferirse de su nombre, la compañía también fabrica carpas térmicas, contenedores y cobertores. “He estado trabajando en compañías extranjeras como gerente de ventas, y en la parte de compras que se refiere a la cadena de suministros y de materiales. Así conseguí algún conocimiento bastante acabado de cuáles son las ofertas que hay en el mercado y cuáles son las necesidades que surgen”, cuenta Ruiz.

Con demanda identificada

Desde un comienzo, el ingeniero de minas identificó la demanda existente en productos de ventilación. “Nuestro producto insignia son las mangas para minería subterránea y para la construcción de túneles, que se utilizan para inyectar aire fresco y extraer aire viciado o caliente, así como los gases de las voladuras, o el combustible de los motores que están trabajando en el interior”, detalla. Lo habitual es que los clientes soliciten 25 metros de mangas de ventilación, aunque Arg Carpas ha llegado a construir hasta 200 metros.

“Se van ensamblando, colocando un tramo junto a otro y, de esta manera, se pueden alcanzar longitudes enormes de kilómetros”, especifica el experto. La empresa también realiza cortinas de enrollar verticales y horizontales, y toldos y mallas de media sombra, por ejemplo, para grandes áreas de estacionamiento. “Hacemos coberturas de todo tipo, para camiones, para grandes espacios o para piletas”, cuenta Ruiz. 

Otro de los productos en los que se especializa la organización son las carpas térmicas, que se emplean en sitios remotos donde se experimentan temperaturas extremas. También son útiles en campamentos unipermanentes que se utilizan como dormitorios, comedores u oficinas, entre otros.
“Hay lugares en donde no se justifica instalar un campamento permanente”, aclara Ruiz. Y puntualiza: “Lo adecuado, en estos casos, es la utilización de este tipo de productos, que además cuentan con la ventaja de que los campamentos semipermanentes tienen un costo de transporte inferior, dado que no se necesitan grandes equipos para poder instalarlos, ni mano de obra especializada”.

Paralelamente, Arg Carpas construye contenedores para sustancias líquidas y sólidas. “Suelen ser utilizados para jugos, agua, mosto o combustible, en el caso de los líquidos. También, para almacenar arena o ripio, en el caso de los sólidos”, ejemplifica el ingeniero.

Expansión proyectada

Con esta variedad de productos, la empresa ha extendido sus operaciones hasta las provincias de Jujuy, Catamarca, San Juan y Santa Cruz. La mayoría de sus clientes son corporaciones mineras. De hecho, con Arg Carpas, trabajan siete de las diez mineras subterráneas que están instaladas en la Argentina, solo una de las cuales es nacional. Pero no solo de mineras se trata, ya que las compañías constructoras que realizan túneles también se han convertido en asiduos compradores de Arg Carpas. “Operamos donde el cliente nos lo pide”, afirma su fundador.

Planes para el futuro

En el corto plazo, la firma liderada por Ruiz se encuentra preparando algunas alianzas estratégicas con empresas del interior del país que necesitan artículos nuevos, y que Arg Carpas puede proyectar en pos de una mayor diversificación. Son elementos afines a su oferta actual, o “productos que se pueden comercializar manteniendo la sinergia de los lugares a los que llegamos”, acota el ingeniero. 

Por otra parte, la compañía planea, a mediano plazo, “hacer una cadena de producción en la fábrica, mejorar y aumentar sus capacidad de fabricación, y darle una adecuada y económica respuesta al cliente en términos de calidad, costo y necesidades”, añade el emprendedor.

Arg Carpas también se proyecta a largo plazo. En este sentido, la firma ha comenzado a planear algunas iniciativas que le permitan abarcar otras áreas con productos relacionados a la minería, pero que no sean exclusivos del sector, sino también atractivos en otros ámbitos donde existe una demanda insatisfecha. En suma, son mercados adyacentes, como los que se dedican a la construcción o a la producción de granos o semillas. “En San Juan, Mendoza, San Luis y La Rioja hay una demanda no satisfecha de productos que no se realizan fuera de la región, y podemos suplirlos”, asegura el socio gerente de Arg Carpas.

Ficha técnica: 

Inauguración: noviembre de 2013.

Inversión inicial: $ 100.000.

Facturación 2016: $ 5 millones.

Empleados: 10.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar