Emprender con sello sustentable

En una reserva natural de San Luis, un matrimonio creó en 2014 una hostería que invita a vivir una experiencia natural y distinta, minimizando el impacto ambiental y logrando la integración con el entorno. Los planes para 2017.

Rodolfo Pacheco y Verónica Ripoli, de El cambio.

Rodolfo Pacheco y Verónica Ripoli, de El cambio.

Vacacionar en plena naturaleza, en medio de una reserva natural en San Luis y con atractivos atípicos es la invitación que realiza la hostería El cambio a los viajeros que desean romper con la rutina y disfrutar de una estadía distinta. Avistaje astronómico, yoga en diversas variantes, menús saludables con productos de huertas orgánicas y un spa con terapias alternativas para el cuidado de la salud son algunas de las actividades que brinda este alojamiento emplazado en Cerro de Oro, dentro del municipio Villa de Merlo y sobre el faldeo de las Sierras de los Comechingones.

Rodolfo Pacheco y Verónica Ripoli dieron origen en 2014 a esta apuesta que busca distinguirse del resto de las opciones hoteleras de la región. De acuerdo a Ripoli, la industria turística en Merlo está muy enfocada a los adultos mayores en temporada baja y a grupos familiares en temporada alta. "El rubro de cabañas está saturado, por ende, apuntamos a captar al pasajero exigente que requiere un descanso guiado, privilegia la ecología y prefiere estar inmerso en un hábitat natural con el confort mínimo garantizado", señala la cofundadora de la pyme, que recibe huéspedes todo el año.

Pero como toda propuesta que quiere diferenciarse, la búsqueda por salir fuera de lo común les pasó factura a los creadores. "El principal escollo fue no sucumbir a las demandas del mercado y defender la temática que nos inspiraba: el cuidado del medioambiente y la generación de una nueva conciencia", dice Pacheco, mientras comenta que en el presente cuentan con seis empleados fijos.  

Cómo surgió la idea

Rodolfo Pacheco y Verónica Ripoli son matrimonio desde hace años. Él es abogado especialista en concursos y quiebras y en Derecho Ambiental, además de ser un acérrimo ecologista y exguardavidas. Ella, decoradora y fabricante de muebles artesanales, asesoró a numerosos hoteles y locales de gastronomía y es dueña del sitio Salta la rana, que produce sillas Acapulco.

En 2010, decidieron dejar Buenos Aires y los siete estudios jurídicos que Pacheco dirigía en todo el país, para conservar solamente la consultora Redlegal en Puerto Madero, CABA, y dedicarse de lleno a la hostería, un antiguo refugio de montaña conocido antes como "la cuesta del tren" por ser un lugar de paso obligado para llegar al filo de las montañas y hacer la conexión Merlo-Córdoba.

Todo empezó cuando Susana Muiños, fundadora de la Reserva Calaguala y ganadora de un premio de las Naciones Unidas  en 1999 por su trabajo en alimentación saludable, le recomendó a Ripoli la película El Cambio (The Shift), basada en el libro homónimo de Wayne Dyer, célebre psicólogo y autor de bestsellers de autoayuda, como Tus zonas erróneas. Así fue como los fundadores extrajeron de dicho filme el concepto que llevaron a la práctica con su hostería, apodada de la misma forma que la obra de Dyer.

A raíz de esta situación, la pareja se asoció a Muiños y su marido, Antonio Basile, para lanzar el proyecto en 2014. Juntos, a su vez, formaron la Fundación Reserva Calaguala, dedicada a la preservación del sitio. 

En su origen, el hotel contó con solo cinco habitaciones. Hoy posee 15, equipadas con objetos de primera calidad y mobiliario fabricado por Ripoli en forma artesanal. Este año esperan llegar a un total de 24 habitaciones.

Eco lodge, una tendencia en constante crecimiento

San Luis es una provincia referente de este fenómeno en alza. Con una estructura austera y rústica, pero funcional, los eco lodges se adaptan a todo tipo de lugares y son utilizados frecuentemente por amantes de la naturaleza.

Así, acorde a la filosofía del negocio en cuestión, los emprendedores eligieron esta modalidad eco friendly para explotarla al máximo: silencio, desconexión y recreación son los fines que persiguen con este tipo de construcción. "Nos volcamos a materiales que contribuyen a crear la sensación de estar completamente fundido en una cabaña en medio de un paisaje único", afirma Pacheco, y agrega que los cuartos están distribuidos en bloques distanciados entre sí para promover una estadía tranquila.  

"Estos lugares suelen ofrecer también actividades en sintonía con el ecosistema. Nosotros quisimos sumarnos e invitar a los visitantes a unirse a las propuestas de espaciamiento que desarrollamos en la reserva", explica Ripoli, al mismo tiempo que menciona que la facturación en 2017 rondaría en torno a $ 1,5 millón. 

Proyectando en verde

El plan para los próximos cinco años prevé profundizar el camino hacia la sustentabilidad iniciado en 2014. Por eso, el proyecto contempla la generación de luz solar y eólica por parte de la hostería y gran parte de la reserva, para ser usadas para acondicionar los espacios tanto con luz como con calefacción. En la actualidad, tratan también los residuos y tienen una mega compostera.

Una semana saludable y de relax

La "Semana Saludable" es un programa exlusivo para adultos de siete días que se realiza una vez al mes para grupos reducidos, en el que los huéspedes reciben cuatro comidas diarias, enteramente preparadas con alimentos orgánicos. "Es una semana de total conciencia donde abordamos la armonización de nuestros cuerpos físico, mental y emocional, a través de la alimentación saludable, aprovechando los recursos que nos da la extensa huerta, sus cultivos y la cosecha artesanal", cuentan los fundadores de la hostería. 

Asimismo, entre las actividades más excéntricas que brinda la posada, se encuentran charlas sobre biodecodificación y neurociencias  a cargo de varios especialistas, conferencias de difusión de la tarea que lleva adelante la fundación The Inner Peace, equinoterapia, caminatas “del silencio” enfocadas en los chackras, reiki, masajes ayurvédicos y otras técnicas osteopáticas y de reflexología. "Buscamos que el concepto de natural y saludable atraviese todos los ejes de la persona, privilegiando lo espiritual por encima de lo material", remata Pacheco.

Ficha técnica

Año de fundación: 2014.

Inversión inicial: U$S 300.000.

Facturación 2016: $ 1 millón.

Facturación proyectada 2017: $ 1,5 millón.

Empleados: 6.

Cantidad de reservas/ clientes anuales: 5000.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar