El mate con diseño también vende

Dos socios fundaron en 2012 una empresa que diseña, manufactura y comercializa productos artesanales para “matear”, hechos con cuero ecológico. Desde su tienda virtual y las redes sociales abastecen a grandes distruibuidores y minoristas. Sus planes para el año que viene. 

Eduardo Gómez, de Cardaccio.

Eduardo Gómez, de Cardaccio.

Con sede en Arrecifes, provincia de Buenos Aires, Cardaccio nació en 2011 –aunque la idea se hizo realidad recién en 2012– como producto de la fusión de dos profesionales vinculados al mundo del diseño: Eduardo Gómez, un diseñador gráfico con amplia experiencia en el rubro y proveniente de la industria de la gráfica y la cartelería, y Mariana Cericola, una diseñadora de indumentaria que acababa de completar por aquel entonces su carrera universitaria. 

Tras conocerse, intercambiaron gustos e intereses, combinaron sus conocimientos y fundaron una empresa que en el presente diseña, manufactura y comercializa productos artesanales asociados al mate y elaborados con cuero ecológico.

Así, a lo largo del tiempo, la firma se fue desarrollando y tomando cada vez más vuelo. “Desde aquel año, hemos crecido en forma sostenida, fabricando elementos novedosos. Conocemos lo que hacemos y hemos logrado posicionarnos en el mercado gracias a la originalidad de nuestros productos”, destaca Gómez, mientras agrega que al principio se trató de un negocio monoproducto, pero que luego fueron incorporando más variedad, al tiempo que ganaban clientes. 

La esencia del proyecto

Para los entrepreneurs, innovación, creatividad y tendencia son tres palabras que definen la esencia del proyecto, hoy en formato de tienda online. “La propuesta diferencial se basa en elaborar piezas atemporales de destacado diseño y alta calidad, apuntando a un público que valora la estética y busca la diferenciación en este tipo de productos de gran valor agregado”, se refiere así el socio fundador a la oferta que brindan desde la pyme, que, en sus inicios, se financió mayormente con los márgenes que dejaba el local de gráfica de Gómez. “En ese momento, los recursos que generaba mi comercio eran muy escasos. También, recibimos la ayuda de mi esposa”, especifica el emprendedor sobre la inversión inicial.

Los socios de Cardaccio.

En la actualidad, la firma coloca sus productos en el canal mayorista y minorista. Es proveedora de grandes compañías, como Carrefour y Lumilagro –con esta última posee un acuerdo comercial, por lo que todos sus termos llevan el nombre de esa marca–, y abastece también a distribuidores mayoristas de sus aledaños y de otros puntos del interior, como Córdoba y Rosario (Santa Fe). 

El número uno de la empresa asegura, además, que en los últimos años aumentó la venta en forma directa, ya que se registró un crecimiento importante en la captación de clientes minoristas de todo el país, a través de las redes sociales –Facebook, Instagram y Twitter, principalmente– y la plataforma de marketplace MercadoLibre, las cuales traccionaron una gran cantidad de usuarios al e-commerce. De igual modo, Cardaccio posee un local al público dentro del Shopping Plaza Canning, en la localidad homónima. 

Cómo surgió todo

La idea nació cuando Gómez comenzó a buscar alternativas de aplicación de los nuevos materiales de impresión que ofrecían las impresoras de gran formato. “Principalmente con el ecocuero y la tela Tyvek, encontramos un nicho de mercado poco explorado y al que se le podía dar forma: el de los termos y los mates”, cuenta el director de la pyme.

“Durante más de 15 años, trabajé en distintos proyectos propios siempre relacionados al diseño gráfico y la comercialización de los mismos. Cuando nos encontramos con Mariana, ella estaba terminando la carrera de Diseño de indumentaria y aún no tenía experiencia laboral. Una vez que la idea fue tomando forma, dejé de lado el local de gráfica y Mariana se dedicó de lleno conmigo al proyecto”, relata Gómez, y añade: “Creí que con su formación ella podría ayudarme a jugar con diferentes materiales textiles para dar lugar a algún desarrollo nuevo”.

De cara a 2018

Ya con vistas al año entrante, Cardaccio se prepara para comenzar 2018 con nuevos proyectos. Entre ellos, la empresa se encuentra trabajando en el desarrollo de diversos objetos relacionados al diseño y la decoración –como cuadros, pantallas para lámparas y almohadones– que espera empezar a vender antes de fin de año, al mismo tiempo que prevé explotar fuertemente todo lo que se refiere a productos personalizados destinados a regalos empresariales. 

Materas, valijas porta sets, mates, acurareras, yerberas y termos forman parte de la propuesta que brinda la pyme.

Asimismo, las cabezas de la pyme piensan por estos días concretar asociaciones estratégicas con diferentes compañías para darle impulso a la marca y expandirse por medio de la apertura de nuevos puntos de venta. No descartan incorporar en el futuro un modelo de franquicias. 

Una oferta distinta

En la actualidad, Cardaccio cuenta con varias líneas de productos artesanales diseñados y fabricados por la misma empresa, a partir de cuero ecológico, para tomar mate. Materas, valijas porta sets, mates, azucareras, yerberas y termos forman parte de la propuesta que brinda la pyme con base en la localidad de Arrecifes (provinica de Buenos Aires), que además vende al público mayorista y minorista kits y equipos completos para cada ocasión y alineados a las preferencias del consumidor. 

“Nos especializamos en nuestra primera creación: el conjunto matero”, sostiene Eduardo Gómez, socio fundador del emprendimiento, al tiempo que asegura que, al momento de crear la marca, no se inspiraron en ninguna otra, si no que la fueron modelando a través del tiempo y recién tomó forma cuando empezaron a tener un horizonte de crecimiento claro.

Los precios de los productos al público minorista de Cardaccio van desde los $ 60 hasta los $ 2500, dependiendo de la opción elegida. Asimismo, los distintos modelos incluyen estampas y apliques de todo tipo. 

El potencial de la Web

“Hoy en día, Internet y, especialmente, las redes sociales son los mejores medios de comunicación para cualquier emprendedor que desea mostrarse y dar a conocer su oferta de servicios o productos”, opina quien dio origen a la pyme. “Es por eso que en Cardaccio nos enfocamos permanentemente en la Web, para seguir creciendo y desarrollándonos como lo hicimos hasta ahora”, concluye.

Ficha técnica:

Lanzamiento: 2012.

Facturación 2016: $ 6 millones.

Ventas mensuales: 600 unidades.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar