A la conquista del offshore

Luego de tener éxito con un hotel en Belgrano, dos emprendedores probaron suerte en Miami. A nueve meses de su apertura, lideran el ránking de Tripadvisor y Booking, emplean 120 personas y facturan más de u$s 5 millones anuales. 

Diego Colmenero y Charlie Porchetto, de Urbanica.

Diego Colmenero y Charlie Porchetto, de Urbanica.

Diego Colmenero y Charlie Porchetto se toparon con el negocio hotelero en el momento y lugar indicado: la Argentina de 2003. “Nosotros trabajábamos en desarrollos inmobiliarios y ventas de departamentos, y entramos al mercado en una época en la cual el dólar estaba muy ventajoso para el turista extranjero, y los hoteles pasaron a tener más movimiento”, cuenta Porchetto, desde Miami, los Estados Unidos. Es que, una vez puestos en marcha los dos hoteles de la marca Urbanica -The Suites y Libertador- en Buenos Aires, los emprendedores decidieron apostar por la ciudad más turística del estado estadounidense de Florida. 

En este mercado, la calidad del servicio va a contramano del tamaño del hotel, un concepto que tanto Colmenero como Porchetto manejan, y también llevaron a la práctica. “Para mantener el nivel de la atención, sabíamos que la mejor opción era el estilo boutique”, afirma el entrepreneur. Desde los inicios del proyecto, ambos tenían en claro que querían desarrollar hoteles chicos, con no más de 60 habitaciones, en donde se destaque un servicio “lo más personalizado posible”. Este sería el diferencial de Urbanica en un mercado tan competitivo.  

Con esta visión, y la experiencia de años de desarrollos inmobiliarios sobre la espalda, utilizaron uno de los edificios que tenían en cartera de su negocio para transformarlo en hotel. Así fue que, en 2007, desembolsaron un total de u$s 15 millones en su primer “bebé”: Urbanica The Suites Hotel, en Barrancas de Belgrano, la zona exclusiva de ese barrio porteño. Al poco tiempo, Porchetto y Colmenero subieron la apuesta y se lanzaron a construir otro complejo en el mismo barrio, sobre la avenida del Libertador, con más habitaciones, pero manteniendo el concepto boutique.

Que haya menos de 10 cuadras de distancia entre las dos sedes no es casualidad. “El problema con los hoteles chicos es la parte económica, ya que es un negocio a escala. Mientras más habitaciones tenga el complejo, menos serán los costos por habitación”, explica Porchetto, y concluye: “Por este motivo, mantenemos los hoteles chicos, pero los ubicamos cerca para compartir costos gerenciales y comerciales”.

La gran apuesta

El negocio hotelero en la Argentina superó las expectativas, pero no les bastó a los jóvenes emprendedores de 36 y 37 años. El conocimiento que tenían sobre el mercado inmobiliario de Miami los llevó, el año pasado, a poner en funcionamiento su primer hotel offshore. “En Miami vimos dos cosas- dice Porchetto-. Por un lado, la estabilidad económica y, por el otro, una puerta de presentación al mundo necesaria para el proceso de expansión”. 

El atractivo de uno de los principales destinos turísticos de América latina es indiscutible pero, al mismo tiempo, la competencia en la oferta de hoteles dentro de la ciudad costera es alta. “Teníamos en cuenta este punto, pero nos posicionamos en una zona muy exclusiva al sur de Miami Beach y apostamos a exportar parte del modelo argentino: mucho servicio y diseño”, retrata.

Con esta certeza, pusieron en pie al Urbanica The Meridian Hotel, con 71 habitaciones y una gran variedad de amenities que incluye, entre otros, a The Food Marchand, un bar conocido que ofrece una selección de los mejores productos que se venden en diferentes negocios gastronómicos de Miami. Por ejemplo, por el lado de la pastelería, ofrecen los paistries y panes de Zack The Baker, mientras que el café es de Panther Coffee. Además, el resort tiene pileta, acceso cercano a la playa, convenio con el gimnasio más reconocido de la zona y, entre lo más destacado, la “previa” de los sábados: una fiesta exclusiva a la cual asisten modelos, celebrities y periodistas conocidos del show business local. 

En la actualidad, a nueve meses de su apertura, el hotel está posicionado en el primer puesto del ránking de Tripadvisor y en el top 3 de Booking y Expedia, en la zona de Miami Beach. Entre Buenos Aires y Florida, los tres complejos están sostenidos por 120 empleados, y facturan unos u$s 5 millones anuales. “La aceptación del público fue impresionante”, dice Porchetto. 

Las dos caras 

Cruzar las fronteras tiene una ventaja única: da al emprendedor perspectiva. En este sentido, Porchetto advierte las luces y sombras del mercado inmobiliario estadounidense en relación al local. “Entrar en Miami es complicado. Si querés construir un hotel te puede llevar tres años: uno para el papeleo, el segundo para desarrollar los planos y aprobar las verificaciones técnicas, y en el tercero, si tenés suerte, arrancás”, dice, e ironiza: “Te examinan hasta la marca del tornillo que usas en la construcción”. En cambio, en la Argentina, en tres meses estos trámites están solucionados. 

La contracara viene por el lado financiero. “En Miami podés financiar la obra con créditos a buenas tasas, que te bajan los costos”, afirma. Esto es un componente esencial en el mercado inmobiliario y uno de los déficits que tiene la economía local. 

Con estos conocimientos, los desarrolladores encararon la construcción de un segundo hotel, a pocas cuadras del ya construido en Miami Beach. Es más chico, con 30 habitaciones más. 

Cuánto sale poner un hotel 

Poner en pie un hotel, dependiendo del país en que se lo haga, puede llevar de cuatro meses a tres años. Esto implica costos de papeleo, permisos, presentar planos de construcción precisos, aprobar las verificaciones y, tras pasar estas barreras técnicas, construir el edificio. ¿Cuánto le puede salir al inversor montar un hotel? Según Charlie Porchetto, de Urbanica, construir un hotel en Buenos Aires de 30 o 40 habitaciones puede requerir una inversión piso de u$s 15 millones a  u$s 17 millones. 

“Lo bueno es que podés largarte a construir rápido; en tres o cuatro meses ya están todos los trámites listos", detalla el emprendedor hotelero. En cambio, en Miami, un hotel de 50 habitaciones puede costar un total de u$s 30 millones, en una zona exclusiva. Uno de 30 habitaciones alcanza los u$s 15 millones. “Los lotes representan gran parte del costos total, y hay que pagarlos con cash (débito). Sin embargo, para la construcción existen créditos a muy buenas tasas que te reducen los costos”, explica quien cuenta con emprendimientos en Belgrano y Miami.

Ficha técnica:

Lanzamiento: 2007.

Inversión inicial: u$s 15 millones.

Empleados: 120.

Facturación proyectada 2017: u$s 5 millones.

Comentarios3
Jana Vals Rubens
Jana Vals Rubens 30/06/2017 03:16:20

El hotel incluye cucarachas voladoras gigantes en la habitación. Ténganlo presente si planean conocerlo.

office.cks34 Klose
office.cks34 Klose 03/07/2017 08:37:02

Es parte del personal de servicio tipo drone , para ver como estás

Jana Vals Rubens
Jana Vals Rubens 30/06/2017 03:12:14

En el hotel de Miami tuve el placer de conocer una cucaracha voladora autóctona dentro de mi habitación. Un aplauso.