Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Un proyecto con sentido

Dejé Estancia La Can-delaria sin tener la más mínima idea de cuándo iba a poder vivir de esto", confiesa Lucrecia Grande Rocha, al recordar los inicios de su emprendimiento, OM House, que lan-zó en el año 2013.
Al respecto, afirma que, si bien la decisión de crear la compañía fue arriesgada, también fue firme.
"Confié en empezar un proyecto que tenía para mi ‘sentido y propósito’; un negocio que, además de ser mi sustento, le hiciera bien a la gente", detalla la emprendedora.
Y es que el foco de los programas que ofrece con OM House está puesto en promover "la salud, el bienestar y la felicidad" de los equipos de trabajo.
"Viví con lo mínimo du-rante esos dos años, pero eso no importa mucho, es algo superficial", dice Gran- de Rocha, al tiempo que asegura que lo más importante es pensar y enfocarse "en crecer y generar fuentes de trabajo".
Cuando se le pregunta cuál fue su mayor logro, no logra decidirse por solo uno. "Bancarme los primeros dos años, formar el equipo excepcional que te-nemos hoy y ganar el premio al Emprendimiento del Año 2016 brindado por Inicia", contesta.