Un nubarrón para las pequeñas

En la Argentina, aún son muy pocas las pymes que apuestan a herramientas en la nube. Por qué la tendencia espera revertirse. Mitos y verdades del cloud.

Los CEOs compran online y ceden datos de su tarjeta de crédito, pero dudan al invertir en tecnología. “Esa generosidad de la información no ocurre a nivel laboral”, dice Cecilia Hayafuji, Sales & Marketing director de Softline, firma de soluciones con soporte cloud para pymes. Prueba de ello es el bajo uso de herramientas en la nube en las pymes. Según Intel, la adopción de IaaS, infraestructura como servicio (una de las tres formas del cloud), es de 0,2% en la Argentina (en México asciende a 0,3 % y en Chile y Brasil, a 0,4%).
“Muchas usan cloud de modo inconsciente, como las que no tienen un dominio en la Web y usan el e-mail”, dice Mariela Bravo, gerente de Segmentos Corporativo Empresas y Gobierno para Cono Sur de Intel. “Una de las causas de la baja incidencia es el desconocimiento. Piensan que es una tecnología cara y la descartan”, agrega. Para Mercedes Fantón, gerente Comercial de Axoft, la sensación de inseguridad, al tener los datos fuera de la firma y el temor a las fallas en la conexión explican la baja penetración. “Prefieren que un administrador se haga cargo de la infraestructura y que el equipo esté en la oficina. Un servicio cloud implica la idea de una máquina virtual. Se orienta a quienes conviven con la virtualización y no son tantas las pymes que lo hacen. El mercado aún no está tan maduro”, dice Matías Placoná, especialista de Servidores X86, de HP Argentina.
En Citrix, creen estar en un proceso de evangelización con las pymes para derribar dos mitos: descartar el modelo cloud por motivos de seguridad de la información y pensar que el modelo solo es para grandes firmas. “Tal vez, la próxima etapa sea la virtualización, vista como un servidor de soluciones”, dice Hayafuji.

Escalera al cielo
Entre las pymes locales que virtualizan y cuentan, por caso, con tablets, las aplicaciones más usadas son el business intelligence, 44%; el project management, 40%; y herramientas para atención al cliente, 38%, según Intel.
Desde Oracle Argentina, resaltan que algunas industrias locales, que implementan los servicios cloud, son Alimentos y Consumo, Químicas, Bancos y Restaurantes. “Hay esquemas flexibles para acceder a las aplicaciones con un abono Small y crecer a Medium-Large, según su negocio”, señala Roberto Cabanillas Acerbi, ejecutivo Regional Cono Sur de Oracle Cloud Services. La nube, dice, reduce costos y permite innovar con menos riesgo.
Manufactura, Industria y Retail forman el podio para Softline, que cuadriplicó su staff en el país, en 18 meses, por el crecimiento de la demanda de servicios cloud. Michael Petrera, director de Servicios, afirma que, si las pymes pudiesen subir a la nuble en un click, se agilizaría el uso de la información en varios dispositivos.
“No hay inversión inicial ni mantenimiento de hardware. Se puede acceder desde cualquier dispositivo, plataforma y lugar”, explica Fantón, que anota una desventaja para la nube: en un sistema instalado on premise (en los equipos de la firma), las empresas no dependen de ningún factor externo.
Placoná resalta que es posible obtener una solución en pocos minutos. “Pero, la desventaja es la intangibilidad del bien que se adquiere y el resguardo de la información, que dependerá del proveedor y de las políticas de manejo de información de cada firma”, puntualiza.
“Las firmas medianas se mueven a los equipos dos en uno, por ejemplo, una tablet con un teclado inalámbrico, donde podés terminar de trabajar en tu escritorio y llevar sólo la tablet a la reunión”, dice Bravo. “El 67% de las más pequeñas usan tablets para atención al cliente. El 80% de las pymes planea comprar, al menos, una tablet en 2014 para usar cloud”, agregan desde Intel.
Entre el potencial, está reemplazar la carga de datos en papel en una tablet, como pasa en consultorios médicos y fast foods.
Facundo Sonatti

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar