Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Seguridad y confianza para cuidar de los otros

Fundaron una compañía que agiliza y unifica los procesos de habilitación para vigiladores y empresas de seguridad. Comenzaron con un pozo de $ 6.400 y ya facturan más de $ 1 millón.

En 2012, dos socios encontraron una oportunidad para explotar en el mercado de la seguridad privada. "A nivel país -cuenta uno de ellos no existe una ley de seguridad privada, lo que provoca que cada jurisdicción tenga su propia norma". Entra tantas cosas, la habilitación recae sobre la persona jurídica y el vigilador, explica Ricardo Lupo, director cofundador, junto con Juan Lloveras Rauch, de Grupo JRL.
Lupo y Lloveras Rauch descubrieron que los procesos por los que las firmas de seguridad pasan para habilitar a sus empleados suelen ser extensos y engorrosos. "Hay que atravesar distintas evaluaciones y se pierden tiempo y jornadas de trabajo, ya que la persona debe concurrir varios días a diferentes lugares para hacerse los chequeos pertinentes hasta obtener la documentación requerida", sostiene Lloveras Rauch.
Lupo añade que la firma ofrece una cobertura completa en lo que se refiere a la habilitación de una compañía y sus vigiladores, concentrando los estudios en un solo lugar y posibilitando el alta en un día. Con años de trayectoria y una inversión inicial de apenas $ 6.400, ambos apostaron a este nicho y dieron origen a Grupo JRL, que se encarga de la gestión y las habilitaciones, la conducción técnica, la capacitación y el asesoramiento a las compañías, así como también de la evaluación psicológica y medicinal de los vigiladores. Así las cosas, este año esperan facturar cerca de $ 1,5 millones. Los socios dicen que, en la actualidad, más de 30 players de la industria los eligen. "Nunca salimos a buscar clientes, y siempre estamos desbordados", dice Lloveras Rauch. Su ubicación ayuda: se hallan en la zona de Tribunales, próximos al Registro Nacional de Reincidencia, donde los vigiladores suelen asistir para completar el trámite de habilitación.
"Para la empresa es un beneficio enviar a la persona a un sitio donde le hagan todos los chequeos, y para nosotros también lo es, porque nos permite compartir la información, por lo cual optimizamos tiempo y resultados", dice Lloveras Rauch.

El camino recorrido

Aunque vienen de "palos" distintos, los fundadores conocen el ámbito donde operan y coinciden en que se complementan el uno al otro y generan sinergia.
Lupo es licenciado en Seguridad y egresado del Instituto Universitario de la Policía Federal; realizó cursos de especialización en la Escuela Nacional de Inteligencia y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y participó de un programa estatal como analista de Inteligencia, hasta volcarse al sector privado. Hoy se desempeña como director de Gestión de la pyme. Por su parte, Lloveras Rauch es licenciado en Filosofía y Psicología, hizo varios posgrados de Evaluación de la Personalidad y Diagnóstico Psicológico y fue docente en la Universidad del Salvador (USAL). Antes, trabajó llevando a cabo las pruebas correspondientes en lo que respecta a aptos psicológicos para compañías de seguridad. Hoy dirige la sección de Psicología y Medicina.
La idea del negocio surgió en enero de 2012 y fue puesto en marcha por aquel entonces. Comenzaron invirtiendo 16 horas semanales, ocupándose cada uno del proyecto dos veces a la semana, de 8 a 12, mientras mantenían sus trabajos. Al principio, según Lupo, "el miedo a mandarse" fue un escollo. "Por lo privativo del acceso al crédito, nuestro local era apenas un garage. La página web era nuestra vidriera al mundo", recuerda.
Sin embargo, en octubre de 2013 tomaron conciencia de que había que dar un salto. "Un punto de quiebre fue cuando hablamos con un cliente y nos cacheteó. La carga horaria que le destinábamos al emprendimiento era reducida para lo que nos solicitaban quienes nos contactaban. Nos hizo dar cuenta de que si queríamos hacer esto en serio, teníamos que ponernos cien por ciento", comenta el experto en Psicología, mientras recuerda esa tarde en Plaza Belgrano, cuando decidieron encarar de lleno esta aventura. Después de ese momento, renunciaron a sus respectivos trabajos y se dedicaron tiempo completo a esta iniciativa. A principios de 2014, estrenaron oficina y sumaron el área de salud: tramitaron las adecuaciones necesarias para hacerla funcionar como consultorio médico y gabinete psicológico, hasta lograr la habilitación por parte del Ministerio de Salud de la Nación en diciembre de ese año. En tanto, en 2015 incorporaron personal (tres en relación de dependencia y colaboradores externos), finalizando el año con una facturación 156 veces mayor a la original ($ 1 millón). Desde 2012 hasta la fecha, llevan efectuados 3.276 trámites, entre vigiladores y demás personas físicas.

Una forma de comunicarse

Otras de las ventajas que puntualizan en su estrategia es la digitalización de la información. Aprovechan las redes sociales, donde desarrollan campañas de marketing, tienen un blog y realizan un ciclo de videos bautizado "#300MetrosTV", con entrevistas cortas a profesionales del ámbito. "Buscamos innovar en la manera de dar a conocer las novedades y relacionarnos con los diferentes actores de la seguridad. De este modo, generamos contenido de interés con referentes", indica Lupo, y agrega que tienen también una revista y están editando ahora un video sobre el caso JRL. "Tener todo digitalizado hace que no tengamos que esperar que la empresa nos mande la documentación. Es también una política de transparencia y un consumo responsable del papel", concluye el socio emprendedor.
Agustina Devincenzi

Ficha

- Fundación: 2012.
- Inversión inicial: $ 6.400.
- Fact. 2015: $ 1 millón.
- Facturación proyectada 2016: $ 1,5 millón.
- Cantidad de clientes: 30

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar