Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Quan: El valor de la experiencia única

Un licenciado en Turismo y un músico se unieron para capitalizar sus trayectorias profesionales y crear Quan, una agencia integral de eventos que organiza capacitaciones, operaciones logísticas, soportes en RR.HH. y viajes, entre otros.

Quan: El valor de la experiencia única

Hace cuatro años, dos jóvenes -uno licenciado en Turismo, otro músico y compositor- se embarcaron en un proyecto en común para extraer el máximo rendimiento a sus experiencias profesionales.

Así surgió Quan, una agencia integral de eventos que organiza capacitaciones, operaciones logísticas, soportes de apoyo en Recursos Humanos y Marketing, y organización de viajes para eventos deportivos.
"Antes éramos proveedores mutuos, pero decidimos dar un paso más y comenzar un negocio haciendo fuerza en un solo lugar", comenta Mariano Palacios, de 36 años, que aprendió a través de su familia cómo funcionaba el turismo mayorista.

"Somos dos emprendedores con una veta comercial fuerte, con ánimo de trascender fronteras", interviene Willy Wirth, de 42 años, quien, por medio de su profesión, hizo su propia trayectoria en la organización de eventos artísticos.

¿Experiencias únicas? Uno de los servicios más originales de Quan es un simulador de vuelo con el que realizan capacitaciones para las compañías. "Desarrollamos un producto que utiliza herramientas de aviación para el día a día laboral", comentan su creadores. "Lo lanzamos a mediados de año, y con él capacitamos en la toma de decisiones y en la resolución de conflictos".

Todas las áreas de una empresa, aseguran, necesitan capacitación. "Lo que hacemos primero es escuchar la necesidad que tiene, y después adaptamos el instrumento a sus necesidades, de acuerdo a las áreas de negocio que tenga la empresa, para facilitarles las acciones que quieran realizar".
Wirth y Palacios consideran que Quan es un proyecto disruptivo en la búsqueda constante de innovar tanto en comunicación como en la creatividad de sus propuestas.

Agencia de viajes

En su afán de expansión, Quan se prepara para crear su propia agencia de viajes, a fin de dar soporte al negocio corporativo de la compañía. Ocho personas, entre creativos, productores y ejecutivos de cuentas integran también esta empresa que espera contratar este año a otros dos expertos para lanzar este emprendimiento.
Solicitada por grandes firmas, Quan se apoya en un equipo externo para proyectos de gran calado, pero todo el proceso de producción, contenido multimedia, diseño y sistemas lo cubren con sus propios recursos.

"Con nuestros colaboradores nos sentimos como en familia. Quizás, en el futuro crezcamos más y debamos replantearnos los procesos de protocolo", bromean.

Este año, por ejemplo, fueron contratados para organizar desde la Argentina la inscripción y logística de viaje de 300 personas que participaron en la maratón de Nueva York. "No solo brindamos el viaje, sino que agregamos valor con eventos y filmaciones, para que los corredores se vean y se sientan parte de la convocatoria. Les preparamos también una agenda para que puedan relacionarse", acotan. Y completan: "Ese es nuestro valor agregado".

En cualquier caso, Quan no debe ser confundida con una agencia de turismo vacacional. "Abrimos nuevos caminos con convenciones, lanzamiento de productos, productos de apoyo al área empresarial, contacto con patrocinadores y empresas, traslados aéreos y alojamiento, sin olvidar las actividades para la noche", enumeran Palacios y Wirth.

La inversión inicial para constituir Quan fue de $ 300.000 . Registraron el SRL, crearon la página web, y la marca comenzó a aprovisionarse con los primeros elementos de comunicación. La facturación anual de la empresa, que ha llegado a organizar eventos para 3.000 personas, alcanza en la actualidad los $ 30 millones.
Sus clientes son tan variados como los servicios que ofrece: hay empresas tecnológicas, farmacéuticas, automotrices, de construcción, e incluso de entretenimiento.

"Estamos creciendo año a año", reconocen los emprendedores. "Quienes que nos compran, vuelven. Estamos llegando a clientes nuevos, sobre todo gracias a la capacitación de vuelo, que nos abrió la puerta de nuevas compañías". Trasladado en una metáfora, grafican, Quan sería "como un recién nacido que tiene sus sentidos abiertos, y a cada estimulo, responde con crecimiento".

Ese niño crecerá a medida que la empresa se consolide con sus propios productos. El próximo ya está a la vista: será un simulador de vuelos móviles que se podrá trasladar a las oficinas de las compañías. "La idea es que el cliente tenga instalado el dispositivo durante un mes en su sede, mientras se programan las áreas de capacitación para todos sus empleados", comentan.

Por eso Wirth y Palacios son enfáticos a la hora de explicar el servicio que brindan. Quan se da a conocer al cliente con productos propios y, a partir de ahí, se extiende hacia otras áreas, siempre con la innovación como garantía.

La ficha

- Inversión inicial: $ 300.000.
- Empleados: 8, más sus dos fundadores.
- Facturación 2016 (estimada): $ 30 millones.