Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por la calidad de vida empresarial

Para Lucrecia Grande Rocha, haber sufrido estrés laboral fue el puntapié para lanzar su propio emprendimiento. Se trata de OM House, una empresa que brinda servicios y terapias pensadas para el bienestar corporativo. Este año, prevé facturar $ 3 millones.

Lucrecia Grande Rocha tenía 30 años, un buen trabajo y mucho estrés. Por eso, decidió retomar las clases de yoga y meditación, que la ayudaron a sentirse de nuevo en su "eje". Pero, también, significó el comienzo de su propio emprendimiento: OM House, una compañía que ofrece terapias y servicios de origen oriental, para el bienestar corporativo. Este año, prevé facturar $ 3 millones, y ya cuenta con clientes de la talla de Carrefour, Tupperware y EY, entre otros.
El proyecto comenzó hace tres años, cuando Grande Rocha era socia Gerente de Estancia La Candelaria. En ese momento, empezó a padecer estrés, por lo que decidió volver a tomar clases de yoga y meditación, las cuales había relegado por falta de tiempo. "Esto me hizo sentir nuevamente en eje, y comencé a ofrecérselo también a los empleados de la estancia y, luego, a las empresas que iban a hacer reuniones de trabajo allí", cuenta.
Grande Rocha asegura que fue todo un éxito: el clima de la compañía cambió rotundamente. Y a esto se le sumó la satisfacción que le generaba hacer algo que ayudase a sentir mejor a los demás.
Así fue que, luego de haber trabajado en la estancia durante siete años y con
$ 150.000 en su cuenta bancaria, se animó a darle otro rumbo a su vida.
"Estuve seis meses armando el proyecto y hablando con personas que estaban en tema, para ir dándole forma a las ideas", describe la emprendedora.
Finalmente, las cosas se ordenaron y, con el nombre de OM House (OM por las iniciales de Oriental Moment; Momento Oriental, en español), se lanzó al mercado.
Los primeros 18 meses no fueron fáciles. De hecho, durante todo ese tiempo, no ganó un solo peso, según afirma. "Pero estaba tan convencida de esto que jamás pensé, ni por un segundo, en abandonar, nunca fue una opción", recuerda. Y añade que, si no hubiera soportado esa etapa, hoy no estaría donde se encuentra.

Una inversión

¿En qué consiste la propuesta de OM House? Básicamente, es una firma que ofrece terapias y servicios de origen oriental in company que tienen el foco puesto en el bienestar empresarial.
Entre otras opciones, brinda meditación mindfulness o coaching en alimentación consciente, así como también pausas activas, yoga, talleres de bienestar, masajes express, charlas sobre bienestar y manejo del estrés, y neurociencias aplicadas al bienestar.
Pero la empresa brinda una propuesta integral: no solo diseña un programa a medida, sino que asesora sobre la ejecución de los mismos.
Para poner en marcha OM House, Grande Rocha se inspiró en ideas que tomó de los viajes que había hecho a India, Nepal, Tailandia y Dubai, además de dedicarse de lleno a la investigación de estas prácticas.

Ganar-ganar

Ahora bien, ¿por qué una empresa contrataría los servicios de OM House? Según su fundadora, las firmas reconocen que este tipo de prácticas "ya no son un lujo, sino una necesidad; saben que la salud es una inversión, no un gasto". Y remarca que el retorno de inversión es del 300%.
"Entramos en una etapa donde cambiaron los viejos paradigmas de que vivir estresado es ‘común’. Una persona sana y equilibrada es más feliz y más rentable para la empresa", opina. Es por ello que contratar este tipo de servicios, para Grande Rocha, es "ganar-ganar".
Sus clientes son empresas medianas y grandes, que valoran y se dan cuenta de la importancia de este tipo de iniciativas, y los contratan de manera habitual (semanal o quincenalmente) o para alguna fecha en especial, como, por ejemplo, para la "semana de la salud".
Entre sus clientes, Grande Rocha menciona compañías como Carrefour, Tupperware, EY, Coca-Cola FEMSA, BNP Paribas Cardif y Sab Miller, entre otros.
Para este año, la fundadora de OM House prevé lanzar "Conscientia", un programa de bienestar, y "Liderazgo consciente", que estará dirigido puntualmente a líderes. Además, estima que su facturación trepará al doble del $ 1,5 millón que registró el año pasado.

La ficha

Lanzamiento: 2013
Inversión inicial: $ 150.000
Facturación 2016: $ 1,5 millones
Facturación (p) 2017: $ 3 millón