Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para cuidarse la barba con estilo

Un matrimonio usó el dinero que había ahorrado para comprarse una bicicleta y lo destinó a fundar su empresa, Dandy. Se dedica al diseño, fabricación y comercialización de accesorios y cosmética para hombres. Este año facturará más de $ 1 millón.

Diego Bradichansky había ahorrado $ 12.000 para comprarse una bicicleta. Pero los usó para poner en marcha un proyecto que tenía con su pareja, Lucía Naselo, al que llamaron Dandy. Se trata de una empresa que comenzó con la venta de moños de madera, tipo corbatín, que al poco tiempo devino en una firma dedicada al diseño, fabricación y comercialización de accesorios y cosmética para el cuidado personal masculino. Este año, el matrimonio prevé facturar por encima del millón de pesos.

"En los últimos años, los implantes de barba se incrementaron en más de un 300%", dice Bradichansky, y agrega que "el nicho de cuidado personal masculino representa, mundialmente, unos u$s 22.000 millones". Datos como estos fueron los que lo convencieron a él y a su mujer a dar un giro: dejar atrás los moñitos y dedicarse a la fabricación y venta de dos líneas para el cuidado masculino, una para afeitado húmedo y otra para el cuidado de la barba.

Así es que ofrecen, entre otros productos, jabones para afeitar (que se adaptan a medidas internacionales), jaboneras de cerámica y madera, brochas hechas con cerda natural, aceite y bálsamo para barba, además de peines, que se pueden usar para la barba y el bigote.
"Toda la madera que usamos es de descarte de la producción industrial de mobiliario", dice Bradichansky. Y explica que para ello cuentan con una carpintería que les cede los materiales que desechan.

De esta manera, el matrimonio cuenta con "varios socios estratégicos", además de la carpintería, como el laboratorio en el que desarrollan sus cosméticos. Mientras que el matrimonio se dedica a la terminación de los productos de madera, así como también al ensamblaje de los sets y el empacado.
Los precios en Dandy varían. Los productos cosméticos tienen un valor que va desde los $ 250 hasta $ 270. Mientras que las opciones hechas con madera rondan los $ 750. También ofrecen sets, que resultan una buena alternativa para obsequiar, ideal para fechas especiales como el Día del Padre, cumpleaños o Navidad, y cuestan entre $ 710 y $ 2.200. ¿Público al que apuntan? ABC 1 y ABC 2, de entre 25 y 55 años, tanto hombres como mujeres. "Las mujeres porque lo compran como regalo", aclara Bradichansky.

Los canales de venta a los que apela el matrimonio son varios. Y es que ofrecen sus productos a través de su tienda online, en redes sociales como Facebook, donde tienen su Fan Page, o Instagram. Y también se pueden encontrar productos de Dandy en varias tiendas departamentales, barberías o incluso en MercadoLibre.

Los comienzos

Dandy nació hace poco, aunque, aseguran sus fundadores, creció rápido. "Somos jóvenes, pero venimos con todo", resume Naselo.

"Empezamos haciendo un producto que ya no fabricamos", recuerda Bradichansky.
Los inicios de la empresa que comanda con su mujer fueron en 2015, cuando empezaron a vender moños de madera. "Cuando salimos con ese producto, vimos que existía una oportunidad, pero muy suave y de nicho", relata el emprendedor. Así fue que, con el poco dinero que les quedaba en la cuenta bancaria, unos $ 600, el matrimonio le hizo caso a una "corazonada" y se volcó al rubro de cuidado personal masculino. El salto de un producto a otro lo hicieron en apenas dos meses y "fue uno de los momentos más estresantes de mi vida", recuerda Naselo.

Pero la apuesta dio sus frutos: Dandy fue seleccionado entre más de 300 proyectos por el programa Incuba y hoy tiene su oficina en el CMD. "Navidad, que es una de nuestras temporadas altas, se nos acerca con puntos de venta muy importantes para la estrategia de posicionamiento y trabajando mucho para la expansión regional en 2017", dice Naselo.

Además, el proyecto prendió tan rápido que ambos socios se vieron obligados a abandonar sus trabajos para dedicarse de lleno a Dandy. Bradichansky, que hoy tiene 38 años y es diseñador industrial, trabajaba en publicidad, de manera independiente. Naselo, de 31 años y comunicadora, trabajaba en una agencia.
Hoy, la empresa está integrada por los dos emprendedores y un asistente de producción, y prevén contratar a dos personas más.

El matrimonio tiene varios proyectos en carpeta de cara a 2017. No solo prevé aumentar la cantidad de líneas que ofrece, sino también llegar a otros países. "Tenemos pensado exportar a los Estados Unidos y a Inglaterra, que es donde tenemos mayor llegada con Instagram", adelanta Bradichansky. Otro destino posible es Emiratos Árabes Unidos, desde donde también tienen numerosas consultas.

dandy

Inversión inicial: $ 12.000
Empleados: 1 (además de los socios)
Facturación 2016 (estimada): + $ 1 millón

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar