Jueves  13 de Agosto de 2015

No llevarse una sorpresa con la letra chica

El desconocimiento frente a cómo leer una póliza puede llevar a las empresas a cometer errores al momento de su contratación. Los tips a tener en cuenta a la hora de elegir la cobertura.

1 Consultar la solvencia
Al momento de contratar un seguro, y antes de ingresar al terreno del análisis de la letra chica de una póliza, los especialistas recomiendan asesorarse con un productor de seguros. "Permitirá obtener la mejor cobertura adaptada a las necesidades de la empresa y a un costo razonable, con la tranquilidad que un profesional matriculado lo estará asesorando", afirma Andrés Cirigliano, presidente de ACS Comercial, Organización de Seguros. Por su parte, Daniel Russo, socio del Estudio Bulló-Tassi-Estebenet-Lipera-Torassa Abogados, aconseja que éste esté habilitado por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). La solvencia de la aseguradora puede consultarse en el sitio web de la entidad.

2 El texto completo
Una vez que se haya decidido la clase de seguro, se debe prestar atención al texto completo. Martín Argarañaz, abogado especializado en Allende & Brea, aclara que éste debe contener el frente de la póliza, los anexos, las condiciones particulares y las condiciones generales. "Muchas veces, los asegurados solo tienen una parte de las pólizas y, como consecuencia, es imposible hacer un análisis concienzudo de los términos. El texto completo de la póliza debe pedírselo al productor asesor o directamente a la compañía de seguros".

3 Qué mirar
Los especialistas y la SSN recomiendan revisar con detenimiento los siguientes datos:

- Nombres y domicilios de las partes.
- Cobertura: descripción del riesgo. En todos los seguros hay una cláusula que lo describe. "Cuando se amparen bienes o coberturas con sumas aseguradas específicas, deberá figurar el detalle con la suma asegurada asignada a cada uno de ellos en las condiciones particulares que están al frente de póliza", aclaran desde la SSN.
- Los riesgos asumidos, es decir que se ajusten a lo querido por el asegurado y no solo como surgen descriptos en el frente de la póliza sino cómo se describen en las condiciones de la cobertura.
- La vigencia (plazo del contrato).
- La ubicación del riesgo: que resulte correcta y el ámbito geográfico de la cobertura.
- El premio, costo del seguro y cronograma de pagos. En las condiciones particulares debe figurar el cronograma de pagos con las fechas de vencimiento y los montos de cada cuota.
- La suma asegurada por cada riesgo asumido, límite máximo de la responsabilidad de la aseguradora que represente el importe propuesto. "Es necesario que la suma tenga estrecha vinculación con el riesgo al que está expuesto el asegurado, si no, deberá afrontar con su patrimonio el exceso del daño en caso que la pérdida sea mayor al límite de la cobertura", agrega Russo.

4 Cláusulas
Especial atención merece leer las condiciones que establece la compañía ya que, muchas veces, pueden prestarse a malinterpretaciones. "Se deberá ir al frente de la póliza, donde, generalmente, se indica cuáles son las cláusulas y anexos aplicables. Si allí no están, significa que aplicarán la totalidad de ellos", aseguran desde Allende & Brea. Identificadas las cláusulas y los anexos aplicables, habrá que ir al texto y analizarlo. Russo agrega que también hay que hacer foco en la forma de liquidación de los siniestros: "Allí se describe cómo se determinará la indemnización a cargo de la aseguradora. Es importante para ciertos tipos de riesgo, por ejemplo, incendio, ya que la liquidación será diferente si el riesgo es asumido a prorrata o a primer riesgo absoluto. En el primer supuesto, si la suma asegurada es de $ 100 y el valor del edificio es $ 200, en caso de daño parcial (50%), se abonará el 50% de $ 100 y no de $ 200; mientras que, en el segundo caso, la aseguradora deberá abonar el valor del daño hasta la suma asegurada. Si bien el primer supuesto será más económico, la suma asegurada requerirá una supervisión constante del valor del inmueble y su debida actualización".

5 Mes de prórroga
Desde que se recibió la póliza, hay un mes para reclamar la rectificación de la información. Si el asegurado se pasa de ese período, se considera que aceptó las diferencias. "En ese lapso, se debe constatar que la cobertura, el riesgo, la prima y otra información relevante coincidan con lo indicado en la propuesta o solicitud del seguro, siempre que esta última haya existido", dice Argarañaz. Desde ACS Comercial aclaran que los errores más frecuentes que pueden realizar las compañías a la hora de emitir una póliza suelen ser involuntarios en el tipeo o carga de datos. Por eso, se es esencial el chequeo de toda la documentación.
Agustina Grasso
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000058,250063,2500
DÓLAR BLUE-0,323676,000077,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,5018-82,8142
EURO0,337466,683366,7003
REAL-0,355814,223014,2269
BITCOIN-2,68549.636,29009.646,6900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS2,545535,2500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-14,285736,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-13,953537,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-8,0882125,00136,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00002,702,70
DISC USD NY0,470685,4085,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,430038.647,6800
BOVESPA0,8300114.380,7100
DOW JONES-0,090029.423,3100
S&P 500 INDEX0,18443.373,9400
NASDAQ0,00009.731,1760
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,0000328,3969328,3969
TRIGO CHICAGO0,0000199,4265199,4265
MAIZ CHICAGO0,0000148,7145148,7145
SOJA ROSARIO0,8130248,0000246,0000
PETROLEO BRENT0,436157,570057,3200
PETROLEO WTI0,422752,270052,0500
ORO-0,08211.581,40001.582,7000