Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los emprendedores que captaron la atención de Steve Wozniak

Años atrás, dos jóvenes dieron forma a una empresa de servicios de hosting. Hoy, esta firma de soluciones informáticas factura $ 18 millones y emplea a 30 personas.

Pero ustedes empezaron como Jobs y yo. En un garage!", le dijo el cofundador de Apple, Steve Wozniak, en su paso por la Argentina, a Martín Todres. Si bien no fue exactamente en un garage, sino en el cuarto de Nicolás Chiarini, Todres, hoy CEO de Nxnet Solutions, comenzó a pergeñar en 1997, lo que es hoy una de empresas de soluciones informáticas que factura $ 18 millones y emplea a 30 personas.

Los jóvenes compartían la afición por la informática y el diseño. Chiarini ya trabajaba en firmas del sector, mientras que Todres estudiaba diseño web. Esa combinación, más el auge en el que estaban los servicios de hosting, generó el escenario propicio para comenzar con un emprendimiento conjunto.

Esos emprendedores confiaron en su instinto para los negocios y, hoy, con casi 15 años en el mercado, atienden a 15.000 clientes en la Argentina, Chile, Colombia, Uruguay, México, Panamá, Hong Kong, Sudáfrica, Europa y los Estados Unidos.

 

Los inicios

Fue en 2001, en plena hecatombe política y financiera, donde todo empezó a tomar forma. Ese año fundan Nxnet Solutions y comienzan a brindar hosting a cerca de 40 clientes heredados de Freeweb, una empresa pionera de Internet que se inició en 1997 y había dejado de operar.

Con una inyección inicial de u$s 2.000, aportados por familiares y amigos, el emprendimiento se enfocó en la reventa de hosting a otras empresas. Esto incrementó su cartera de clientes y se convirtió en una estrategia diferencial para crecer en un mercado que, en ese momento, se encontraba muy atomizado.
Asimismo, sumaron un diferencial que, hasta hoy, es premisa básica en la empresa: la atención al cliente. "Desde el principio nos desvivimos por el cliente. Para nosotros es muy importante poder resolver sus inquietudes en tiempo real y brindarle un servicio que se adapte a sus necesidades", afirma Todres. "Muchas veces atendemos el teléfono nosotros mismos. Tratamos de tener siempre una respuesta", añade.

Así comenzaron a ampliar su cartera y, poco después, hicieron su primera gran apuesta. En plena devaluación decidieron contratar servidores en los Estados Unidos, lo que conllevó pasar sus tarifas a dólares y poner a prueba a sus clientes. "Fue uno de los mejores riesgos que tomamos", recuerda Todres, y apunta: "Así tratamos de aguantar el precio hasta que se regularizara la situación local. Eso fue bien recibido por la mayoría". Luego, y con un panorama más normalizado, comenzaron a operar con servidores locales y, así, ofrecer servidores dedicados.

Hoy en día, son los servicios de hosting los que traccionan la facturación, que actualmente es de $ 1,5 millones al mes.

 

La estrategia

Parte del crecimiento de la empresa también se relacionó con la innovación constante. El espíritu inquieto de los jóvenes los llevó por las más importantes ferias y exposiciones mundiales del sector. "Éramos dos loquitos que si veíamos que había un evento que nos interesaba, íbamos", cuenta Todres. "Nosotros conocimos el Cloud, mucho antes que acá empezara a hablarse de eso".

De esa manera, con un paso adelante en el mercado local, la compañía creció sostenidamente y 2007 se convirtió en el año en el que pegó el salto. No solo porque se convirtieron en SRL, sino también porque se presentaron en Expo Comm Argentina, una de las ferias locales más importantes. A partir de allí, todo fue en ascenso. "Expo Comm fue una gran vidriera para nosotros. Las empresas nos empezaron a vender y conocer de otra manera", recuerda el ejecutivo. "Antes de eso vendíamos 20 servidores en tres meses. De pronto pasamos a vender 20 en una semana".

Del mismo modo, una parte importante de su estrategia se basó en diversas adquisiciones del rubro de Hosting y Servicios de Internet para incrementar el valor agregado de sus productos. Algunas de ellas fueron la chilena HostingFull, la norteamericana Hostocity, y Redcel e Ihserver en la Argentina, entre otras.
Esto le abrió las puertas a su expansión internacional. En 2012 se asociaron con Outpernet Webservices, transformándose así en una de las empresas de mayor crecimiento a nivel local.

Para el futuro más cercano, la empresa trabaja en la próxima fusión con la firma de hosting El Server, con lo que sumarán 20.000 clientes en la región.

 

Innovación

El hardware es, sin duda, el foco hacia donde dirigen sus inversiones, dadas sus características y una caducidad tecnológica de 2 años como máximo. "Todo avanza muy rápido. La infraestructura como servicio va quedando obsoleta. Uno no vende solo hosting, hoy se vende un carro de compra, generadores de contenido para sitios web y posicionadores de sitios webs, entre muchos otros servicios. Todo ello utiliza estructura como la nuestra", remarca Todres. Por ello, la mirada hacia el futuro y en el trabajo de los colegas de países como los Estados Unidos, es constante. Quedarse atrás no es una opción.

Entre los sectores más sensibles a los que atienden están la banca, o aquellos que prestan servicios de licenciamiento, rastreo satelital y el de medios.
Actualmente, también se encuentran trabajando con muchas agencias de publicidad y de marketing, que encontraron como apoyarse en su infraestructura para campañas cortas. Esto trajo un gran caudal de clientes que, en su mayoría, llegan por recomendación, aunque el empresario reconoce: "Siempre hay una cuotita de suerte por haberse arriesgado en determinado momento".
Lorena Guarino

 

Ficha técnica

Fundación: 2001.
Inversión (inicial): u$s 2.000
Empleados: 30
- Facturación 2015 (estimada): $ 18 millones