Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los aliados de los comerciantes

Sin importar el rubro, cantidad de locales o valor de ticket, los comercios tienen el mismo problema: no saben cuándo ni cuánto van a cobrar por sus ventas realizadas con tarjeta de crédito. Dos emprendedores argentinos encontraron la solución.

Los aliados de los comerciantes

Sebastián Cadenas y su socio Matías Doublier lo sufrieron en carne propia. Cupones de pago con tarjeta de crédito o débito borrosos que se traspapelaban y planillas de cálculo diarias que finalmente nada les decía acerca de cuándo iban a cobrar y mucho menos cuánto. Doublier lo sufrió con su restaurante y Cadenas con su agencia de turismo. Es que las tarjetas de crédito pagan en fechas diferentes y por los descuentos de promociones, comisiones e impuestos nunca por el valor que el consumidor final firmó. Increase, la empresa que empezaron a pensar en 2013 y consolidaron en 2014 es la solución que estos dos emprendedores crearon para que los comerciantes dejen de vender a ciegas y puedan llevar un control de sus ingresos en una plataforma online en cualquier lugar y a toda hora.

Los socios se conocieron en Nueva York en un encuentro de emprendedores y se reencontraron en Buenos Aires. En una tarde de café, Doublier le mostró a Cadenas un recorte de una nota que le había dado su padre en la que se informaba que los comercios perdían entre un 3% y un 5% de su facturación por falta de control de las transacciones con tarjetas de crédito.

"En ese momento, entendimos que, si podíamos solucionar esto, teníamos una oportunidad de negocio muy grande ayudando a los comercios", contó Cadenas que en aquel entonces estaba viviendo en Estado Unidos, pero con ánimos de volver a Buenos Aires.

"Al inicio del emprendimiento, cuando estábamos promocionando el producto, a las primeras 28 empresas que nos contrataron decidimos no cobrarles ya que, de alguna manera, e- llos nos ayudaban a entender el abanico de problemas que debíamos resolverles", recuerda Cadenas.

Cuando el aprendizaje estuvo completo y la solución con sus ajustes a punto, hubo que empezar a cobrar y todos, los 28 empresarios, continuaron con Increase y pagan la cuota mensualmente. "A lo largo de estos años hicimos dos aumentos. De los $ 190 por terminal con los que arrancamos tuvimos que subir a $ 250 y ahora estamos en $ 340, pero a esos 28 primeros clientes les mantuvimos el precio de inicio y calculo que en agradecimiento por el valor que ellos nos dieron para mejorar la tecnología nunca se los vamos a aumentar", explica.

Trabajo en equipo

Sin embargo, los logros no los consiguieron solos, con ellos trabajó el "equipo grande", como lo llama Cadenas, para incluir el apoyo de aceleradoras de empresas que cada una aportó lo suyo: Nxtp Labs, sin siquiera tener diseñada la plataforma, aportó capital pero, fundamentalmente, les sirvió de aliento ya que les demostraron que en el ecosistema emprendedor había inversores dispuestos a darles dinero para que ellos desarrollen y lancen al mercado Increase.

Wayra, la aceleradora de empresas del grupo Telefónica, los ayudó a pensar estratégicamente cómo instalar el producto y cómo desarrollar una tecnología capaz multiplicarse por seis veces con la cantidad de usuarios por año.
Una regla que Doublier y Cadenas incorporaron es la de delegar para poder dar una mejor atención. "Al principio manejábamos todo nosotros. Hablábamos con el de la cadena de indumentaria y después con el de Latam. Hoy tenemos un equipo de trabajo excelente y capaz de manejarse sin que nosotros estemos detrás. Ahora nosotros nos ocupamos de las grandes empresas y nuestros colaboradores del resto. Crecer hubiese sido imposible de no haber entendido lo fundamental que es delegar. Y confiar", evalúa.

Durante este año, asegura Cadenas, la empresa creció siete veces respecto a 2015, según un cálculo rápido del CEO, la facturación del último año estaría cerrando en u$s 1 millón. "Un momento clave que sirve como termómetro para determinar el pasaje de start up a empresa creo que es aquel donde la firma empieza a generar ingresos que cubren los gastos de la gestión, sueldos y responsabilidades impositivas. Creo que es una señal de salubridad de la empresa más allá de si en ese momento hay o no dividendos", explica Cadenas, quien llegó a ese punto de equilibrio al año de emitir la primer factura en 2015. Para el futuro inmediato el desafío es mantener este crecimiento como piso para los próximos años incorporando empresas grandes ya que con la experiencia de Latam Increase asegura que ya está capacitada para que los tiempos de implementación sean más rápidos. Aunque aún tienen mucho mercado local para atacar, los socios no descartan una expansión internacional.

La ficha

- Año de fundación: 2014.
- Inversión inicial: $ 200.000.
- Facturación 2016 (estimada): u$s 1 millón.
- Clientes: más de 1.200 comercios.
- Empleados: 16.