Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Las pymes no conocen el coaching"

El consultor se refirió a las últimas tendencias en el desarrollo de top talent. Por qué puede ser una alternativa para las pequeñas empresas.

Dos décadas de trabajo y experiencia avalan a David Goldvarg como uno de los referentes del coaching en América latina. Radicado en Los Ángeles desde hace 26 años, se ha desempeñado como coach y consultor de ejecutivos de empresas en más de 50 países de América, Europa, África y Asia. Entre 2013 y 2014, fue el presidente global de la Federación Internacional de Coaching (IFC, por sus siglas en inlgés), institución que reúne a 18.000 profesionales en más de 100 mercados. De visita en la Argentina para presentar Mentor Coaching en Acción (Granica), su tercer libro -en coautoría con su madre, Norma Perel-, habló con Pyme sobre las tendencias en el mundo del coaching y las ventajas de su aplicación en las empresas.

- ¿Cómo define al coaching?
Coaching es un diálogo con un profesional en donde el objetivo, de acuerdo a la IFC, es maximizar el potencial de las personas para que puedan alcanzar logros personales o laborales. Uno suele creer que lo que hay en el camino entre donde se está y lo que se quiere conseguir son factores externos, y a veces es verdad, pero muchas otras son factores internos. En coaching queremos explorar cuáles son las creencias, actitudes y emociones que puedan existir para producir resultados y nuevas posibilidades.

- ¿Cuáles son las últimas tendencias en esta disciplina?
Antes, se lo empleaba para resolver un problema existente, pero ahora la tendencia es trabajar en el desarrollo de liderazgo, es decir, invertir en coaching para trabajar con el top talent y preparar a la gente para futuros trabajos. Otra tendencia es entrenar a los gerentes con herramientas de coaching, donde éstos no son coaches profesionales sino que desarrollan habilidades para dar orientación, maximizar el potencial de sus empleados y desarrollar la confianza con sus colegas.

- ¿Es posible aplicar el coaching en pymes?
Sí, se usa mucho y es muy común. Muchas empresas chicas están utilizando coaching porque lo ven como una posibilidad de resultados, pero el problema de las pymes es que no conocen qué es el coaching. Les preocupa quizás más la parte tecnológica y menos los recursos humanos. Hay mucho desconocimiento y poca difusión sobre el coaching.

- Teniendo en cuenta la coyuntura económica actual ¿recomienda a las pymes incursionar en esta práctica?
Definitivamente. El año pasado la IFC hizo un estudio y comparó, basado en un índice de inversión en coaching. Ciertos resultados reflejaban que la gente que trabaja en organizaciones donde siente que se invierte en su desarrollo y aprendizaje está más motivada y comprometida por lo que se obtiene mayor productividad. Es decir, los resultados no son sólo de satisfacción y bienestar sino también económicos. El coaching permite ver cómo enfrentar todos los problemas que se están presentando y desarrollar la creatividad para poder lidiar con ellos.