Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

"La pyme puede cambiar rápido"

Lejos de las estructuras pesadas y burocráticas de las grandes empresas, las pequeñas firmas pueden aprovechar la agilidad de su estructura para atraer al mejor talento y generar nuevas oportunidades de negocio.

Soñar en grande con los pies sobre la tierra" es para Alejandro Melamed la premisa básica a la que debe ajustarse cualquier pyme que comienza. Con un pasado en multinacionales como Molinos Río de la Plata y Coca-Cola, Melamed es uno de los especialistas más reconocidos de RR.HH.. A él recurren empresas que necesitan encontrar su propio horizonte. Pero él también fue en busca del suyo y dejó de lado el confort de una gran firma para comenzar la propia. Desde Humanize Consulting, busca potenciar el talento humano de las organizaciones y generar resultados de negocio.

- ¿Qué le aportó haber estado en una multinacional?
Es una fuente de aprendizaje permanente, una usina de oportunidades. Otorga un visión de expansión y crecimiento; el trabajar con gente de otros lugares; vivir ajustes y reestructuraciones; y tener experiencias significativas. La contra es que las corporaciones son muy burocráticas y se necesitan de procesos que llevan demasiado tiempo para tomar cualquier decisión.

- ¿Todas la multinacionales son igual de burocráticas?
Son elefantes demasiado pesados para mover. El dinamismo y velocidad de los nuevos contextos ya no permiten este tipo de empresas. Las nuevas organizaciones tienden a tener estructuras más horizontales, donde todos los integrantes se encuentren en un solo nivel, haciendo que los procesos sean más ágiles. A este modelo se lo llama Holacracia. Un ejemplo es Zappos (N.d.R.: la firma de venta online de zapatos adquirida por Amazon).

- ¿Este modelo es aplicable a las pymes?
Hay de todo. Hay muchas tecnológicas, con creatividad y diseño, que tienen dinamismo. El nivel de pensamiento progresista que tienen estas empresas hace que este modelo sea posible, porque el costo que generan estas estructuras es imposible. Cuanto más chica es la organización, más fáciles son los procesos.

- ¿La pyme argentina es permeable a un modelo así?
Es importante la mentalidad y actitud de las personas que la conducen. Los individuos no le temen al cambio, lo que no quieren es ser cambiados. Un modelo como la Holacracia permite un crecimiento organizacional exponencial, porque se adquiere un crecimiento transversal muy importante. Ejemplo de ello son Google, Netflix, Airbnb o Uber. Hoy, la competencia de una gran empresa no es otra gran firma, es un garage, y allí están las pymes. La mentalidad de un emprendedor, que quiere crecer, es una ventaja enorme. Lo importante es que desde su nacimiento tengan este modelo incorporado.

- Muchos de estos ejemplos están relacionados con la economía colaborativa.
Claramante. Allí, la burocracia se borra. Esta es la era de las Co: coworking, colaboración. Las generaciones anteriores decían: "Voy a trabajar para tener mi casa y mi auto". Ahora piensan: "Tengo mi casa donde quiero y necesito". No quieren capital inmovilizado. El modelo es más justo, más sustentable, aunque falta definir lo impositivo. Querer frenarlo es como no permitir el mail porque los carteros se quedan sin trabajo.

- ¿Cómo ve el sector local?
Hay de todo. Hay mucha gente que esta incorporando estos nuevos conceptos. Hoy podés estar trabajando con empresas de otros países con un costo cero. Los nuevos modelos posibilitan que se borren los costos aduaneros y de logística, entre otros, porque estamos son empresas que trabajan con el conocimiento. Entre ellos se encuentran rubros como publicidad, creatividad y servicios contables. Veo muchas pymes muy evolucionadas. En la Argentina el capital intelectual es impresionante y el talento argentino es muy valorado.

- ¿Cuáles son las principales ventajas de estas empresas?
Su capacidad de aprendizaje. Las empresas locales tienen un alto nivel de decisión sin depender de otros. Además, tienen la versatilidad de cambiar de negocios. La pyme es como una gacela, toma velocidad y se puede trasformar. Las que saben trabajar en red pueden conectarse con otras empresas que tienen capacidades complementarias. La palabra del juego es "agilidad".

- ¿Cuáles son las estrategias de estas pequeñas empresas para captar talentos?
Los jóvenes prefieren trabajar en pymes más que en empresas grandes. Se los capta porque buscan experiencias significativas. Buscan un propósito y una empresa que tenga eso consigue el talento necesario. Hay en ellas un espacio seductor, sobre todo si está relaciona con tecnología de avanzada o es una startup. El propósito es el gran disparador para el crecimiento de una empresa. En las grandes compañías, ese proceso es más burocrático.

- ¿Cómo se retiene ese talento?
La retención es concepto obsoleto. En general, cuando retenés, se van los que no querés que se vayan y viceversa. Las nuevas generaciones son las que refrescan una compañía. Muchas grandes empresas se dieron cuenta que la burocracia no les permite innovar, entonces crean startups que terminan siendo pymes que trabajan para ellas.

- ¿Qué no puede dejar de tener en cuenta una pyme local?
Debe tener un propósito claro y no pensar solo en el corto plazo. Pensar que la gente es el corazón auténtico de la empresa; que el mercado es el mundo. Hay que tener los ojos puestos en el mañana y los pies en el hoy. Hay que tener sueños grandes. Hay que tener claro qué sí y qué no. Dejar pasar la oportunidad quizás es generar otra para el futuro. Tener en cuenta que una idea mal ejecutada es una mala idea. La creatividad es idea para la cabeza, la innovación es idea para el mundo.
Lorena Guarino

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar