Impuesto "rosa", una injusticia oculta

Las mujeres pagan un impuesto oculto. No se trata de una tasa real gravada por el orden fiscal, sino un aumento que afecta el bolsillo de la mujer. En muchas economías -incluidas la argentina- se advierten diferencias en las versiones "femeninas" de ciertos productos: desodorantes, cremas de enjuague, maquinitas de afeitar. Según el Departamento de Asuntos del Consumidor de Nueva York, los productos para la mujer valen un 13% más que sus equivalentes para hombres. Estudios similares sostienes que la mujer llega a gastar, por año, u$s 1.400 más que un hombre.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar