Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Importar con el nuevo régimen

Lo que hay que saber para entender cómo funciona el Sistema Integral de Monitoreo de las Importaciones (SIMI) y poder ingresar lo necesario para continuar el negocio.

Importar con el nuevo régimen

Con las denuncias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a cuestas, la administración Macri liquidó el régimen de importaciones heredado del kirchnerismo y dio paso a un sistema paa estar en regla con el mundo. La Declaración Jurada Anticipada de Importaciones (DJAI) dejó pasó a otra sigla que hay que grabar: SIMI.

1 El nuevo mecanismo
El Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) implica a todos los importadores y otras entidades que importan, pero exime a los particulares que realizan compras por Internet, para quienes se restablece el "régimen de courrier".

En concreto, se redujeron las trabas a la mayoría de los bienes con posiciones arancelarias. Pero de las 19.000 posiciones existentes, se estima que hay más de 1.300 bajo el paraguas de las Licencias No Automáticas (LNA), que demoran el ingreos al país. Para Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI, la cantidad de LNA ya es una molestia. "Si hubo algún régimen proteccionista fue el del gobierno anterior, pero en tiempos de Néstor Kirchner había cerca de 200 posiciones bajo LNA, y con Cristina eran 600. Estuvimos de acuerdo en que podían existir LNA para sectores sensibles, pero se demoran hay muchos repuestos, piezas o insumos y esto afecta las proyecciones en cualquier fábrica", concluye.

2 Licencias automáticas y no automáticas
Todas las posiciones arancelarias requieren un trámite de Licencias Automáticas de Importación (LAI), salvo las expresamente exceptuadas. La aprobación no demora más de diez días y da a los importadores 180 días para operar. Pero las Licencias No Automáticas (LNA) pueden demorarse hasta 60 días en su aprobación. Ponce, exsubsecretario de Industria y Comercio, sostiene que hay casos concretos y justificados en los que deberían ampliarse los plazos para operar, más en el caso de las LNA. Pedimos automaticidad para los insumos de la industria, porque debieran excluirse los repuestos. Hay casos en los que se frena el proceso productivo de sectores que no tenían hasta ahora problemas", advierte.

3 Las operaciones
Diego Dumont, que es despachante de aduana y divulgador de temas de Comex, sostiene que el nuevo gobierno hace equilibrio entre el "comercio administrado" y "la herencia". A su criterio, las posiciones arancelarias de productos con LNA tienen "lenta o nula aprobación", aunque reconoce que las otras mercaderías "están siendo autorizadas en poco tiempo". "Lo ocurrido en los últimos años no tiene origen per se, sino que respondió a un escenario de demanda global débil y de proteccionismo encubierto posterior al crash de la burbuja inmobiliaria de los Estados Unidos en 2008", sostiene Dumont.

4 La regulación cambiaria
El BCRA eliminó el Sistema de Consulta de Operaciones Cambiarias, que la práctica impedía transferir los montos acordados a proveedores del exterior si la importación no estaba permitida. Con el fin de estas restricciones cambiarias, muchos importadores concuerdan en que se han dado cambios importantes en la economía real: quienes se habían visto obligados a pagar en efectivo y por adelantado sus importaciones, poco a poco comenzaron a contar con mayores facilidades de sus proveedores, al punto de que se descuenta un regreso a la normalidad, que significaría pagar por diferido a los 110 días de efectuado el pedido.

5 Contexto macroeconómico
La mayor apertura e impulso de las ventas al exterior dependerá en parte del ingreso de mercaderías necesarias para la producción. Para los especialistas, aún se está lejos de un listado lógico que proteja a los sectores más sensibles de la industria nacional. Lo que hay es una etapa de acomodamiento tras la devaluación y la fuga de capitales. Muchas cámaras reclaman que se ponga en marcha lo que llaman "la agenda de la competitividad", en la que ven todavía muchas delaciones.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Raul Nieto
Raul Nieto 21/04/2016 12:58:30

Tambien debemos discutir si los argentinos debemos pagar muchisimos bienes alimentos a precios mas elevados comparados con Europa