Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Hermanos y socios de exportación

José, Maximiliano y Patricio Hernández comandan una bodega exportadora. Consolidada en varias plazas de Europa, confía en un cluster para potenciar su comercialización y presencia en vinerías locales.

El apellido Toso no es uno más en Mendoza. Pascual Toso es sinónimo de prestigio, por haber sido un famoso bodeguero y un activo vecino de Guaymallén y Maipú. De ese espíritu bebieron José, Maximiliano y Patricio Hernández Toso, cada uno con caminos diferentes pero que confluyeron -como confluyen los sarmientos en el tronco, y así dan existencia a la vid- en el sueño de hacer una bodega exquisita, que destina el 70% de su producción al mercado externo. Según Maximiliano Hernández Toso, el suyo es un negocio que, nacido en 2003, estuvo desde su origen ciento por ciento destinado a los bebedores del mundo.
Ex McKinsey., Maximiliano volvió al país en los albores del tercer milenio. Coincidió con el regreso de su hermano José -el hermano del medio, enólogo- luego de varias temporadas en Europa, al igual que Patricio, el menor.
Viendo el contexto macroeconómico y el incipiente segmento exportador, en 2003 invirtieron u$s 100.000 para financiar la elaboración de 100.000 botellas de vinos alta gama que se fueron a vender por Suiza, Brasil y los Estados Unidos. Con experiencia, contactos y olfato para los negocios, tardaron poco en vender toda la producción. Y año a año, desde entonces, reinvierten el total de los dividendos para desarrollarse. Hoy hacen 360.000 botellas con 100% de uvas propias y su propia bodega en Agrelo, una de las zonas vitivinícolas históricas de Mendoza.
En 2008, los hermanos hicieron lugar para que un inversor alemán ingresara al negocio. Con ese capital compraron la actual bodega y 21 hectáreas de vides. Y hace escasos días firmaron un memorándum de entendimiento para adquirir, vía cesión de acciones, la bodega Riglos, cuyos vinos elaborados en Gualtallary, Valle de Uco, han cosechado reconocimiento internacional.

La unión hace a la fuerza

Bodegas y Viñedos Huarpe, al absorber la sociedad controlante de la bodega Riglos, denominada Finca Nativa, pasa a ser socia de Clusters Wine Select, una comercializadora y representante de bodegas de vinos premium con reconocimiento internacional. Pese a tener foco en el mercado exterior, hoy los Hernández Toso quieren apuntalarse en la Argentina, donde el mercado de consumidores de vinos de alta gama comenzó a modificarse hace algunos años.
"Nuestra iniciativa de largo plazo es tener una buena presencia en el mercado local, y el cluster es clave. A largo plazo es muy importante tener una posición consolidada en el mercado local", evalúa Maximiliano, y completa: "Desde hace cinco años, el consumidor local comenzó a darse cuenta que la calidad venía por las pequeñas bodegas exportadoras, que venían consiguiendo logros internacionales".
Con la membresía en Clusters Wine Select, Huarpe Wines quiere consolidarse en el país, sin descuidar el frente externo. Continuarán apostando a las vinerías independientes, a los restaurantes y a la venta directa.
Por intermedio del cluster, ahora estarán presentes en una de las principales cadenas de vinerías de Buenos Aires. "No nos habíamos animado a las grandes cadenas porque considerábamos socios naturales a las vinerías independientes, con gente que sabe mucho y puede transmitir la experiencia al cliente. Pero el cluster tiene una fuerza de venta más grande", comenta Maximiliano. En resumen, quieren más plazas en el país. Pero sin descuidar la demanda extranjera.
E.M.C.

Ficha técnica

- Año de fundación: 2003.
- Empleados: 25.
- Inversión inicial: u$s 100.000.
- Facturación 2015: u$s 1,5 millón.
- Inversión 2016: u$s 300.000.