¿Están las pymes preparadas para potenciar a la Generación Y?

Según el Diccionario de la Real Academia Española, audacia es sinónimo de osadía, atrevimiento, y, sin lugar a dudas, esta es una de las características más marcadas de la Generación Y que comprende a los individuos nacidos entre 1980 y 2000, la generación más numerosa de la historia. Son los llamados nativos digitales o Millennials, la primera en crecer junto con las computadoras, Internet, y otras tecnologías digitales, hábiles en el manejo de redes, considerados el segmento leading edge de la población en el mundo del marketing. Son jóvenes arriesgados, innovadores, impacientes, multitasking, priorizan la inmediatez, valoran el buen humor y la originalidad. Retenerlos en el campo laboral es un verdadero desafío; son abiertos al cambio y poco atados a la rutina convirtiéndose en un problema para organizaciones poco flexibles.
El compromiso de esta generación no es con la organización sino con las personas, con sus líderes. La Generación Y busca sentirse 'parte de', que sus líderes sean coherentes entre sus pensamientos y sus acciones. Demandan 'transparencia'; valoran más un 'no sé' que una mentira de sus jefes. La autoridad se construye con el ejemplo y no por la simple demostración de poder. Es el vínculo de la autoridad desde donde debemos empezar a entender su 'misión' generacional para aprovechar sus habilidades y potenciar su creatividad.
Hoy en día, son las pymes las que, conquistadas por la audacia de esta nueva generación, se animan a crear el espacio propicio para atraerlos, ofreciéndoles lo último en tecnología, flexibilidad laboral y calidad de vida. Las pymes tienen en claro que la clásica fórmula 'capacitación-motivación-oportunidades' funcionaba a la perfección en las generaciones anteriores, mientras que ahora la Generación Y está más comprometida con su aprendizaje y desarrollo personal, hacen lo que les gusta, y no dudan en rotar de empleo si sus expectativas no se cumplen.
De acuerdo a los resultados de la encuesta Millennials at work- Reshaping the workplace (reporte de PwC en la que participaron más de 4000 jóvenes de 75 países), el 54% de la Generación Y espera tener de dos a cinco empleos en su vida y más de un cuarto cree que tendrá seis o más. Entre los que actualmente trabajan, solo el 18% tiene previsto permanecer en su empleo a largo plazo, el 38% está buscando activamente nuevas propuestas, y el 43% restante está abierto a ofertas. Representa el 25% del capital humano laboral en los Estados Unidos estimándose que para el 2020 constituirán el 50% a nivel global, lo que obliga a las organizaciones a conocer sus aspiraciones, actitudes laborales y conocimientos sobre nuevas tecnologías para atraer los mejores talentos.
Los Millennials no toleran las reuniones sin sentido donde nadie decide nada o donde sus jefes imponen reuniones después de hora, cuando ellos tienen 'otros planes'. No permiten que el trabajo les quite tiempo para lo que les importa; prefieren hablar de 'proyectos profesionales', a diferencia de sus padres que organizaron su vida alrededor del empleo y preferían hablar de 'carrera laboral'. El 52% afirma que el progreso profesional es el principal atractivo en un empleador, incluso por encima de salarios competitivos, y el 95% considera que el balance entre la vida personal y el trabajo es un punto importante que debe ser considerado a la hora de elegir un nuevo empleo.
Las pymes deben trazar nuevas estrategias para ganarse el compromiso de la Generación Y rompiendo muchas veces la brecha generacional para lograr un puente de comunicación, ofreciendo variedad, nuevos desafíos, feedback continuo, aplicando la creatividad para enriquecer la propuesta de valor del empleado. Lo importante será articular la autoridad con el poder para facilitar la comunicación en las organizaciones, trabajar en equipo y por objetivos, donde el trabajo de los empleados se vea potenciado y al mismo tiempo valorado.
Los trabajadores del futuro elegirán las empresas que ofrezcan las mejores herramientas de colaboración que fomenten la participación y la velocidad. El desafío de los líderes de hoy es crear un contexto innovador, personalizado, auténtico y flexible, y es allí donde las pymes corren con mayor ventaja.