Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En busca de capital

Cómo pueden aprovechar las pequeñas y medianas empresas la nueva línea de financiamiento bancario para mipymes e impulsar el crecimiento.

Recientemente, el Banco Central dispuso la creación de la denominada "Línea de Financiamiento para la producción y la inclusión financiera" que viene a remplazar la anterior "Línea de créditos para la inversión productiva". La nueva Línea, de carácter obligatorio, alcanza a todas las entidades financieras cuyas participaciones en los depósitos del sector privado no financiero en pesos del sistema sea igual o superior al 1% del respectivo total. Toma en cuenta el promedio de los saldos diarios de dichos depósitos, del segundo semestre de 2015.
Las entidades alcanzadas deberán mantener un saldo de financiaciones comprendidas que resulte, como mínimo, equivalente al 14% de los depósitos del sector privado no financiero en pesos. Calculado éste en función de la media mensual de saldos diarios del mes de noviembre de 2015. Esta Línea tendrá vigencia hasta el próximo 30 de junio.
La norma estipula que al menos el 75% del cupo deberá ser acordado a mipymes y establece las siguientes aplicaciones:
a) Financiación de proyectos de inversión destinados a la adquisición de bienes de capital y/o a la construcción de instalaciones necesarias para la producción y/o comercialización de bienes y/o servicios (hasta el 20% del importe total del proyecto podrá destinarse a capital de trabajo);
b) Descuento de cheques de pago diferido y de otros documentos a mipymes;
c) Incorporación de cartera de créditos de consumo;
d) Microcréditos;
e) Préstamos a personas físicas para la adquisición de vivienda única de su grupo familiar, que se instrumenten mediante cesión en garantía de los derechos sobre fideicomisos para la construcción de dichos inmuebles;
f) Préstamos hipotecarios para individuos destinados a la compra, construcción o ampliación de viviendas; y
g) Asistencias acordadas a personas físicas y/o jurídicas en zonas de situación de emergencia, afectadas por catástrofes naturales (tales como inundaciones, terremotos o sequías).
La tasa de interés máxima a aplicar para estos créditos -excepto para las financiaciones comprendidas en los puntos c), e) y f) que poseen términos particulares- será del 22% anual fija. En el caso de clientes que no reúnan la condición de mipymes, dicha tasa será libre.
Todas las financiaciones serán en pesos y tendrán, al momento del desembolso, un plazo promedio igual o superior a 24 meses, sin que el plazo total sea inferior a 36 meses. Las financiaciones con destino a capital de trabajo deberán tener un plazo promedio ponderado efectivo igual o superior a 24 meses. Las operaciones de descuento de cheques y de otros documentos a mipymes, así como la incorporación de carteras de crédito de consumo, por su parte, no tendrán plazo mínimo. En resumen, se trata de una Línea de créditos para mipymes de características excepcionales, por sus condiciones de moneda, su plazo y su tasa de interés (consideremos sólo que la tasa BADLAR, vinculada con grandes depósitos en pesos, alcanza al presente un nivel del orden del 27% anual). Se espera que las pymes, que experimentan tradicionalmente las mayores dificultades para financiar sus operaciones, aprovechen las facilidades que brinda esta línea e impulsen así la actividad económica y la creación de empleo genuino.

(*) Director de Finanzas Corporativas de SMS - San Martín, Suárez y Asociados