Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

“El segundo semestre del año va a ser mejor”

En una entrevista, el empresario, quien se muestra optimista, analiza el presente que atraviesa el sector juguetero en la Argentina. Las proyecciones para los meses que vienen.

En un mano a mano con Pyme, Matías Furió, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), analiza presente y futuro de un sector que está en constante movimiento.La industria del juguete se compone por más de 200 fábricas, todas ellas pymes familiares, empleando a más de 5.000 trabajadores en forma directa. Cuáles son las persperctivas para el segundo semestre.

- ¿Cómo es hoy la relación del sector juguetero con el nuevo gobierno?
Desde el primer día, tuvimos un muy buen diálogo tanto con el secretario de Comercio, Miguel Braun, como con Francisco Cabrera, el ministro de Producción. El Gobierno nos está respaldando, es más, han incluido a los juguetes en el programa Ahora 12.

- ¿Cómo enfrenta el sector la posibilidad de que se abran las importaciones que tanto perjudicaron en los ‘90 a los fabricantes jugueteros?
Hoy en día, creo que no es un riesgo real. En principio, porque están monitoreadas por las licencias no automáticas que están al mismo valor que el año pasado. Por otro lado, por una negociación con los países del Mercosur conseguimos una prórroga hasta el 2021 del arancel del 35% a las importaciones de juguetes.

- En los ‘90, las importaciones de productos, fundamentalmente de China, fueron muy traumáticas para el sector, muchas fábricas debieron cerrar. Hipotéticamente, dada esta experiencia, si se liberasen las importaciones nuevamente, ¿está el sector preparado para competir con productos de afuera?
En la primera reunión que tuve con Braun, lo primero que le dije es que el juguete argentino puede competir con cualquier país de cualquier parte del mundo salvo con China. ¿Por qué? Porque China paga salarios que son un 15% de lo que pagamos nosotros, por lo que estamos hablando de competencia desleal. No hay manera de competir con semejante desigualdad de condiciones

- Hoy la preocupación para ustedes pasa por mantener los precios y los puestos de trabajo. En este sentido, ¿cómo enfrentar el desafío con la inflación, la desaceleración del consumo y los aumentos de los servicios?
En principio, diría que es importante destacar que las empresas jugueteras son en su mayoría pymes familiares y que cada empleado es como un miembro de la familia. Cuesta muchísimo tiempo y dinero enseñar el oficio y a manejar las máquinas, por lo que los empleados se convierten en un activo fundamental de la empresa. No es tan cierto que la solución es estar echando al personal cuando la economía aprieta. Por lo tanto, la pyme cuida mucho a sus trabajadores, no solo por el lazo emocional que muchas veces se genera sino también porque le cuesta mucho reemplazarlo y muchas tienen trabajadores con más de 40 años trabajando en la industria. Por otro lado, es cierto que las materias primas han aumentado considerablemente, pero lo que las empresas están haciendo es absorber esos aumentos para no trasladarlos a los precios y al consumidor final. Te diría que la mayoría mantuvo los precios del año pasado y están trabajando prácticamente a pérdida para mantener el nivel productivo. Es fundamental llegar al próximo Día del Niño, que es una fecha clave para el sector, y llegar al segundo semestre del año, que ya sabemos que va a ser mejor. Por suerte, venimos de tres muy buenas fechas claves - Día del Niño, Navidad y Reyes - con un 17% más de unidades facturadas respecto a 2014.

- Hoy resignan rentabilidad para mantener los precios y el nivel de producción. ¿Cómo cree que serán los próximos meses?
Yo soy muy optimista. El juguetero no es como las multinacionales, el juguetero apuesta al país y al futuro. Además reinvierte todo su capital en la fábrica, es más, las máquinas que hoy tenemos no las tienen ni los chinos; son de última generación. Si el juguetero tiene que no ganar o ganar lo mínimo en pos del país y esperar al Día del Niño y al segundo semestre de año cuando las cosas mejoren lo va a hacer. Obviamente, si después del primer año no se reactiva, no vamos a poder mantener los precios actuales. De todas maneras, por lo que veo de los funcionarios, que son muy buenos trabajadores, muy comprometidos, confío en que todo va a ir para mejor. Y creo que si estamos todos juntos los resultados van a llegar más rápido. Hace unas semanas, me reuní con Cabrera, en la UIA, y tienen muy buena predisposición y todo alienta a seguir invirtiendo, produciendo y tomando gente. Vemos con buenos ojos la preocupación que tiene el Gobierno hacia las pymes.
Laura Andahazi