Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El desembarco de las apps en la logística

Tras la eliminación de las DJAI, importadores y exportadores enfren-tan a nuevos retos en carga y transporte. El rol de las nuevas tecnologías.

El desembarco de las apps en la logística

Se implementaron medidas que pueden ayudar a reducir los costos en logística, un dato interesante para las pymes, cuyo impacto puede llegar a representar más del 40% de sus costos de producción, mientras que, para las grandes compañías, ese porcentaje ronda el 15% (N.de la R.: datos a América latina, según el Banco Mundial). De acuerdo a los especialistas, las pymes deberán volverse expertas en planificar y no tendrán que menospreciar las nuevas tecnologías.

Planificación

Las reglas del juego cambiaron: se eliminaron el cepo y las DJAI, que permitió agilizar la importación de insumos y hacerlo de forma certera. Si bien estas medidas agilizaron las importaciones, sobre todo, para las pymes, se trata de un nuevo desafío. Como resume Raúl Garreta, vicepresidente de Arlog, "los proveedores están obligados a entregar mejor; se están encontrando con una situación en la que es necesario planificar más, trabajar sobre el capital de trabajo y bajar los stocks".

El poder reducir los stocks, como consecuencia de una buena planificación en la importación, implica una ventaja para los empresarios, puesto que no tienen que destinar grandes sumas para comprar por adelantado. A la vez, puede significar una mejora en la productividad, si se tiene en cuenta que reducir el stock implica requerir menos máquinas y espacio. Por ello, Garreta insiste en que las pymes deben adaptarse a este nuevo contexto que permite una mayor planificación. Y, si a la actual situación económica se le llegara a sumar una baja en la inflación y la estabilización de los precios, el desafío será aún mayor. Y es que a las pymes no se les podrá pasar por alto que la planificación también se deberá replicar en los inventarios y en las operaciones.

Para Eduardo Bastitta, CEO de Plaza Logística, uno de los ejes a tener en cuenta para este año será el de "valuar la incorporación de tecnología en software, hardware, equipamiento e instalaciones". Bastitta se muestra esperanzado con que habrá mayores posibilidades de importar mejor tecnología, y a precios más accesibles, además de que existirá un "mayor acceso al financiamiento de largo alcance", que permitirá la inversión en estos elementos.

En los últimos años, compañías avocadas al desarrollo de plataformas IoT, se convirtieron en aliadas de grandes empresas y de pymes.

Compañías como QuadMinds ofrecen servicios que permiten controlar la flota a través de smartphones o valerse de apps para tomar pedidos, controlar las entregas y rechazos o realizar censos. Y, si a esto se le suma que las apps se encuentran integradas a una sola plataforma desde la que se puede visibilizar toda la fuerza de ventas y la operación de la flota, no parece una oportunidad que se deba desaprovechar.

Otro elemento es apostar a la capacitación del personal, especialmente de los operarios, remarca Bastitta. Según argumenta, "es clave hacerlo en un sector donde las mejores prácticas y el uso de nuevas tecnologías tienen tanto impacto en la productividad".
Déborah de Urieta