Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Detrás de la vidriera

El barrio porteño de Palermo Soho, o Hollywood, es conocido por ser el "distrito del diseño". Allí, las marcas de moda top y alternativas, pero de alta costura, instalan los locales premium, y ponen en la vidriera lo mejor de la temporada. Sin embargo, Singerman y Albahari aclaran que no siempre Palermo puede ser un buen negocio. "Es una zona de baja circulación, y con alquileres de más de $ 50.000", dicen y añaden: "Muchas marcas, por ambición o pretensión, se instalan en ese barrio y al poco tiempo cierran". Este fue el caso de Emblema, el local donde trabajó Albahari. "Aprendí todo lo que no se debe hacer en este negocio", enfatiza la especialista. Por este motivo, Matriona tomó otro rumbo, más realista, y caído a tierra.