Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Corrupción en la pyme, un tema caliente

La apropiación indebida de fondos, soborno, fraude, favoritismo hacia parientes o amigos y tráfico de influencias son algunas de las formas que más afectan a las pequeñas y medianas firmas. Cómo trabajar en la prevención.

Corrupción en la pyme, un tema caliente

Los organismos y las grandes firmas internacionales convergen en una misma dirección: la de reforzar las acciones en pos de la lucha contra la corrupción privada y pública. A pesar de esto, las pymes locales están dando los primeros pasos en el desarrollo de mecanismos, con empresarios que empiezan a descubrir que hacer lo correcto desde el punto de vista ético puede significar un beneficio para los negocios.

De acuerdo con la última encuesta Global Fraud Survey, que la firma EY realiza en más de 60 países, existe una percepción generalizada de que la corrupción está en alza. A nivel global, un 39% de los encuestados sostiene que la se trata de un fenómeno en expansión, mientras que en la Argentina la cifra trepa al 62%. Ambos guarismos muestran un retroceso respecto de mediciones anteriores.

"Los hechos de fraude, soborno y corrupción muestran una tendencia creciente", aseveró Andrea Rey, socia de Assurance Services de EY. Sin embargo, Rey destaca que esta mala noticia se ve acompañada de una creciente inversión tanto de organismos gubernamentales como de corporaciones en la prevención de estas prácticas. En la Argentina, por ejemplo, el 92% de los entrevistados aseguró apoyar prácticas de mayor transparencia en sus negocios para evitar este tipo de situaciones.

Si bien la encuesta se basó en casi 3.000 individuos de grandes compañías, las pymes están lejos de ser ajenas a este tipo de prácticas. Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial asegura que "cuanto más pequeña sea una empresa, mayor es la probabilidad de que se vea afectada por la corrupción", debido a que su margen de maniobra es menor.

El documento señala como algunas de las principales razones detrás de este fenómeno los recursos financieros más limitados, que vuelven más tentadora la opción de aceptar sobornos; la escasa influencia que una pyme tiene para con funcionarios o instituciones, lo que le resta poder para negarse ante una situación de corrupción pública; y la estructura de la organización, en la que un grado mayor de informalidad puede dar lugar a una cultura donde la corrupción se tolere con más facilidad.

La apropiación indebida de fondos, la extorsión, el fraude, el favoritismo hacia parientes o amigos y el tráfico de influencias son las formas de corrupción que más afectan a las pymes, según la ONU. Pero el organismo destaca al soborno como la más frecuente. "Donde puede la pyme involucrarse en corrupción es como proveedora de productos y servicios de una empresa mayor o del Estado", señala Carlos Rozen, presidente de la Asociación Argentina de Ética y Compliance.

Para Rozen, entre las excusas más esgrimidas para justificar este proceder, se destaca el "si no lo hiciera, no podría sobrevivir en un país como este", argumento que rechaza de raíz. "Lo correcto está por encima de lo conveniente. Si una pyme tiene mecanismos para evitar la corrupción, podrá elegir los mercados donde operar y resultará más competitiva y confiable como proveedora de empresas más grandes", asegura.

Rey explica que las compañías internacionales exigen a sus clientes y proveedores, es decir, en muchos casos, pymes, el cumplimiento de las normas básicas antisoborno y anticorrupción para poder integrarlas en sus cadenas de valor. Cumplir con estándares mínimos se vuelve un requisito para poder realizar negocios en el contexto internacional.

Sin embargo, la especialista sostiene que "el desarrollo de sistemas de prevención de fraude es limitado en las pymes locales", donde la inversión en esos procesos y técnicas es más baja, y el tone at the top (el clima ético general de la organización que se desprende de la cima jerárquica), menos estricto.

De acuerdo con Rozen, no es necesario que los programas de compliance o de integridad de las empresas sean complejos. "Tienen que tener cinco puntos básicos: un código de ética; políticas que desarrollen estos puntos como de regalos, antisobornos, de trato justo; una línea de denuncias, algo muy económico y hasta gratuito como la que ofrecemos desde la Asociación, y una política de sanciones".

Carolina Echevarría, supervisora del Centro de Competencia en Compliance de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, afirma que "no es necesario cambiar toda la estructura de la empresa" para dar los primeros pasos en la dirección correcta. Desde 2015, AHK Argentina ha capacitado sobre prevención de la corrupción a más de 650 pymes en la región, en el marco de la Global Alliance for Integrity, iniciativa nacida en Alemania para fomentar la transparencia. "Hay que hablar de estos temas. No es tan difícil empezar a trabajar en tareas de prevención", señala Echevarría, y destaca la importancia de actuar con las cámaras empresariales locales para obtener efectos a largo plazo. Entre los incentivos que menciona, se destacan, además de la posibilidad de vincularse con grandes jugadores, la mejora en la eficiencia de los procesos internos, que trae aparejada la implementación de estos programas; y su efecto positivo en la atracción de talento, al mejorar su reputación.

Rozen y Echevarría destacan que el contar con estos mecanismos puede favorecer a la firma en caso de que ésta entre en conflicto con la ley de responsabilidad penal de personas jurídicas, al permitirle debitar futuras sanciones, ya que se los interpreta como que la firma hizo todo lo que estaba a su alcance en prevención.