Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cómo competir por el factor humano

Las pymes del sector industrial afrontan la seducción que ejerce la estabilidad de una compañía más grande a la hora de buscar y retener el talento. Cómo reconvertir el problema en una oportunidad.

Cómo competir por el factor humano

Las pequeñas y medianas empresas del sector industrial compiten frente a empresas más grandes en términos de precio, productos y distribución. Pero, también, compiten fuertemente a la hora de captar nuevos talentos que sepan aportar un valor agregado al negocio. Todo el sector industrial afronta una nueva realidad de mercado, donde existe una brecha entre la formación de los profesionales y las necesidades del negocio para cargos medios y altos. Una consulta a más de 60 directores y gerentes de plantas de empresas de distintas industrias de todo el país muestra que, en términos de habilidades, el liderazgo (51%) y la orientación al negocio (33%) son dos de las más difíciles de hallar entre los candidatos de media y alta gerencia.
Por otra parte, las condiciones cambiantes del mercado y la economía hacen que los candidatos evalúen una oferta con más cuidado. Estos dos aspectos son, en definitiva, los que ayudan a explicar por qué frecuentemente las empresas deben escoger entre un número muy reducido de candidatos.
Es aquí donde las pequeñas y medianas empresas pueden aprovechar su flexibilidad para obtener una ventaja competitiva. Con una apropiada definición del perfil buscado y el soporte de una metodología en la identificación de los talentos, puede cubrirse la brecha entre la vacante y el candidato en menor tiempo.
Los candidatos analizan la propuesta formal y las oportunidades de aprendizaje que la pequeña y mediana organización les ofrezca. Actualmente, los profesionales en posiciones de mandos medios y altos suelen mirar con particular atención las habilidades y conocimientos que podrán desarrollar e implementar en la nueva posición, la cual será un reaseguro de empleabilidad a futuro. Por ello, los planes de capacitación y las exigencias propias del puesto son un punto muy importante para el candidato.
Las pymes, en articulación con sus empleados de mandos medios y altos, pueden desarrollar e implementar buenas prácticas y políticas de acción que impliquen valor agregado tanto para la compañía como para el ejecutivo. Es ahí donde el capital humano puede brindarle a la pyme herramientas para competir de igual a igual con grandes estructuras.
Es por esto que el proceso de búsqueda, selección y adaptación de los mandos medios y altos para una pequeña y mediana empresa es tan importante para el negocio. La contribución que aporta una búsqueda bien hecha, en tiempo y forma, se percibe de inmediato en toda la organización y en los libros del negocio.
En los próximos meses, las empresas estarán muy atentas a identificar talento. Sin contar reemplazos y la rotación propia de cada empresa, 32% de los directores y gerentes de más de 80 plantas en el país incrementará la dotación de personal durante el primer semestre de 2017. Las pymes deberán manejarse en ese contexto.