Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Buscando la ley

El proyecto aún no fue presentando en el Congreso, pero la letra chica ya está redactada. Lo hizo Sistema B en articulación con una mesa de abogados con la que venían trabajando. Y el proceso duró dos años. ¿El objetivo? "La creación de un tipo societario para empresas que, más allá del lucro, busquen un impacto social y ambiental", detalla Florencia Güenzani, coordinadora de Comunidades B en la Argentina. "De acuerdo a este anteproyecto -continúa-, una sociedad (SA o SRL) debe adoptar tres características para adherir a este nuevo régimen, y ser sociedades de Interés y Beneficio Colectivo: Una es que tenga propósito social o ambiental dentro del objeto; otra, que los administradores pueden tomar decisiones en función del triple impacto -económico, social y ambiental-; y lo último es que tienen que presentar un triple balance avalado por un profesional matriculado". El proyecto, que prontamente será introducido en el sistema legislativo para su tratamiento, no contempla beneficios impositivos, aunque Güenzani no descarta que, en un segundo estadío, puedan ser conversados.