Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Blended: el cuaderno de comunicaciones hecho app

Blended, la plataforma de gestión escolar creada por dos emprendedores de 22 y 23 años, ya tiene 50.000 interacciones semanales y planea terminar el año con una facturación de $ 2,5 millones. La regionalización es su próximo desafío.

Blended: el cuaderno de comunicaciones hecho app

Nicolás Giménez y Federico Hernández tenían apenas 23 y 22 años cuando consiguieron reunir u$s 200.000 de East Point Ventures, Wayra y 2MC Partners para darle vida a su proyecto. "Sentíamos que podía ser algo grande, pero no era un producto para hacer a medias. Para eso necesitábamos una inversión fuerte", rememora un año después Giménez.

La idea se transformó en Blended, una plataforma de comunicación y gestión escolar pero, según sus creadores, los usuarios explican mejor de qué se trata: es "el cuaderno de comunicaciones hecho app". El producto que busca integrar a padres, alumnos, docentes y directivos dentro de una red cerrada, permite compartir comunicados, fotos, videos, eventos, calificaciones e inasistencias. Una solución acorde para padres modernos que, hasta ahora, podían hacer pagos o trámites por el teléfono, pero todavía estaban estancados en las famosas y poco prácticas notitas, muy fáciles de perder.

Los creadores se conocieron en la Universidad de San Andrés. Uno estudiaba Economía; el otro, Administración de Empresas, pero ambos tenían inquietudes en materia de educación. En base a experiencias de proyectos anteriores, detectaron que, en los colegios, la comunicación era muy artesanal: "Hicimos una encuesta en la que ocho de cada 10 padres decían que no recibían las comunicaciones a tiempo. Entonces, decidimos lanzar el beta y cuando hicimos la aplicación, explotó", asegura su fundador. La inversión semilla les permitió tomar programadores full time para lanzar, en septiembre de 2015, una primera versión gratuita que recolectó 150 colegios en tres meses. En marzo de este año, salió la versión paga que ya sumó 75 nuevas instituciones.

La lucha contra el papel

Su competencia son los sistemas de gestión de secretaría o programadores independientes que hacen plataformas a medida del cliente. Sus creadores admiten, igualmente, que las comunicaciones vía cuaderno todavía son indispensables por la necesidad legal de la firma del padre, pero que "van en camino" a reemplazarlo. En aula virtual competían con Microsoft Classroom y Google Classroom, pero este año cerraron un acuerdo e integraron sus aulas a la plataforma.

Lograr penetrar en la estructura de las escuelas no fue tarea sencilla para los emprendedores. "El principal obstáculo fue construir un producto por el cual los colegios estuvieran dispuestos a pagar y a impulsar un cambio a nivel interno", concluyen los creadores de Blended. El proceso implicó visitar más de 100 instituciones y trabajar con directivos y docentes para construir el producto según sus necesidades. Según Giménez, hasta el momento ningún colegio canceló su suscripción, y el 91 por ciento muestra altos niveles de uso, con 50.000 interacciones semanales.

Para el año próximo, esperan que su red de distribuidores supere las 15 ciudades. Ya tienen presencia en Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza, Salta, Ciudad de Panamá, Bogotá, Medellín y Santiago de Chile. Los clientes, colegios privados y semi privados, lo ofrecen para todos sus cursos, pero en nivel inicial y primaria notan que son más los padres los que lo usan, mientras que en secundaria los propios alumnos.

Un negocio multiformato

En la actualidad, los socios trabajan en las oficinas que Wayra tiene en Palermo, como todas las start-ups que pasan por su camino de aceleración: "Hicimos todo el proceso en un mes. Nos enseñaron cómo ser emprendedores. Fue una escuela para nosotros a nivel personal, más allá de que nos asesoraron con el producto y los procesos comerciales", admite Giménez.

Sus principales referentes se encuentran en el mercado estadounidense y son Edmodo, Remind y Schoology. El modelo de negocios funciona como Netflix. Los usuarios tienen un período de prueba de 30 días gratuitos y, si deciden seguir adelante, pasan a pagar un abono mensual de u$s 250 que les permite enviar mensajes ilimitados a padres, alumnos y docentes. A partir de ahí, se puede customizar la plataforma y se cobran extras por servicios de gestión de notas, asistencia, aula virtual, y para 2017 sumarán módulos de salud, premios y castigos.

Es multiplataforma, está disponible la versión web y se puede descargar en Android y iOS. Aseguran ser la plataforma de educación más grande de Argentina, y proyectan terminar el 2017 con 500 clientes y superar el medio millón de usuarios, para ser los más grandes de América latina. Su visión para el año que viene es llegar a u$s 1 millón de facturación. Jóvenes y ambiciosos, para estos dos emprendedores los objetivos son cada día más grandes.

la ficha

- Fundación: 2015.
- Inversión inicial: u$s 200.000.
- Empleados: 15.
- Facturación anual estimada 2016: $ 2,5 millones.