Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Bajan tasas, suben emprendedores

Con la caída de los intereses, muchos inversores salen a la búsqueda de "alternativas" con mejores retornos. ¿Oportunidad para los emprendimientos? ¿Quiénes son los beneficiarios?

por  GABRIEL FOGLIA

Decano de la facultad de Ccias. Económicas de la UP
0
Bajan tasas, suben emprendedores

Las tasas de interés son cada día más bajas o, incluso, negativas. Créase o no, hay u$s 8.000 millones en el planeta invertidos en bonos que pagarán menos dinero en el futuro que el que fue pagado al ser adquiridos.

Los bancos centrales intentan generar inflación para mejorar las perspectivas de crecimiento y salir del círculo vicioso: baja de precios - baja de actividad - aumento del desempleo - mayor pesimismo.
En este contexto, las utilidades empresarias caen. En la década de 1950, el retorno anual promedio de las firmas del índice S&P500 era 16,7%. Hoy, apenas supera el índice de inflación de los países desarrollados. Esto trae una consecuencia: la búsqueda de mejores retornos hace que las inversiones "alternativas" crezcan.

Así, los emprendedores están recibiendo grandes sumas por parte de inversores dispuestos a asumir el riesgo antes que entregar sus ahorros al banco para perder dinero cada día que pasa. En primera instancia, esto es bueno para el emprendedor. Pero, es probable que este tienda a pensar que su proyecto es rentable solo porque ofrece un retorno superior a una tasa de interés muy baja.

Adicionalmente, muchos emprendedores no buscan crear firmas rentables, sino obtener ganancias utilizando a sus emprendimientos. Buscan vender una historia de éxito y crecimiento en que la rentabilidad es mala palabra y lo que importa es invertir para crecer. Muchas veces, métricas relacionadas con el crecimiento de los usuarios y las ventas son más importantes para los inversores que la rentabilidad de la firma.

Son conocidos los ejemplos de empresas que consiguen millones de inversión sin generar un dólar de ganancia durante años. Para ellos, intentar ser rentables sería una mala idea, dado que los inversores apuestan a dominar el mercado en el futuro, para lo cual es esencial invertir fuertemente ahora. En ese caso, desaparecería la especulación, con su consiguiente caída de precios.

¿Quiénes se benefician con esta situación? Los emprendedores y los inversores que pueden predecir cuándo cambiará la corriente. El efecto puede ser muy nocivo para la sociedad cuando, sin saber cuándo, dónde ni por qué, alguien descubre que estamos viviendo una situación insostenible. Mientras tanto, para aquellos emprendedores con el objetivo de crear un proyecto rentable y perdurable, este es un gran momento para pasar a la acción.
 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar