Año nuevo, reto nUevo

El principal desafío de Kidloom para este año es crecer en los canales de venta B2C. "Nuestros primeros dos años de vida se enfocaron en los negocios B2B y en 2016 publicamos el primer producto directo al consumidor final", dice Pelletán. Otra meta es extender la monetización a otros mercados. "En América latina, no está la costumbre de pagar por contenidos digitales. Es una barrera cultural que no vamos a poder romper solos. Los padres compran juguetes que los nenes usan solo unos minutos, pero no están dispuestos a pagar por una aplicación que puede durarles meses. Si queremos ampliar nuestra presencia en los hogares, tendremos que pensar en alternativas para convencer a los grandes", analiza Geronés.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar