ndice de Precios: fin del federalismo estadístico

Ya quedan muy pocos índices de precios oficiales en la Argentina. Solo lo han difundido en el último mes las Direcciones Provinciales de Estadísticas de La Pampa, San Luis, Santa Fe, Tierra del Fuego y por supuesto el INDEC. Desaparece así una información estadística de décadas. En los años sesenta había más de diez provincias que los calculaban. Hasta el 2005 los publicaban casi todas. Pero desde el 2005, la mayoría han ido renunciando. Todo confluye hacia el Indec. Parece una nueva versión de la disputa Buenos Aires Versus Interior. Y el centralismo porteño una vez mas se está imponiendo.
Los primeros índices de precios provinciales adquirieron dimensión nacional gracias a la Confederación General Económica. Los Estudios sobre la Economía Argentina, publicados por su Instituto de Investigaciones Económicas y Financieras, mostraban que, luego de una indagación, una búsqueda bibliográfica y una encuesta por carta a las reparticiones provinciales, habían conseguido una documentación estadística nada despreciable que publicaban en su número de Enero 1973. Eran los índices de costo de nivel de vida y de precios minoristas que se realizaban en torno de los años sesenta en Bahía Blanca, Catamarca, Córdoba, Formosa, Jujuy, Mendoza, Resistencia, Salta, San Juan, La Pampa, Tucumán y Santa Fe. Algunos incluso comenzaban en el año 1950.
En los años setenta la cuestión adquirió nuevo impulso. Coordinadas por el Indec, entre 1973 y 1980 todas las provincias pasaron a tener su ndice de Precios Minoristas en Ciudades Capitales de Provincia. Era un ndice simple, del tipo no ponderado, integrado por 100 bienes y servicios que tenían todos la misma importancia. Por ello en la actualidad fueron descalificados. Pero ante las carencias de información, todavía hoy siguen prestando sus servicios. Desde 1980 varias Direcciones de Estadísticas Provinciales los reemplazaron por índices más complejos, del tipo ponderado.
Pero desde el año 2008 los cálculos provinciales comenzaron a desaparecer a la par que crecían las dudas en torno de las mediciones del Indec. En los últimos meses la desaparición se ha agudizado. No cuenta el grado de desarrollo y el nivel académico de las reparticiones de Estadísticas. Buenos Aires, Catamarca y Tucumán hace mucho que abandonaron; Córdoba solo releva los precios y se apresura a aclarar que El análisis de consistencia y el cálculo final del IPC son exclusivos del INDEC. El ndice de Santa Fe tiene también sus bemoles y exhibe dudas. En el último año y medio discontinuaron su publicación otras tantas ( Chaco, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Misiones, Salta, Rio Negro). Más recientemente dejaron de publicar Chubut y Neuquén, que se despidió con una variación anual del 26,7%. La Pampa continua sus mediciones, aunque registró en Marzo y Abril una variación nula, que su informe de prensa atribuyó a los acuerdos de precios vigentes. Sólo resisten Tierra del Fuego y San Luis. Aquella, que se apresta a realizar un cambio de metodología, registró una variación anual superior al 23%; San Luis por su parte midió 23,3% entre Abril/2013 y abril/ 2012. En la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, entre tanto, el Indec registró un aumento anual del 10,5%. Y se apresta a elaborar un nuevo indicador de alcance nacional.

Noticias del día