Tres variables clave

Las tres variables más usuales son el Ingreso de la ocupación principal (IOP), los Ingresos Individuales (II) y el Ingreso per cápita familiar. El IOP refleja la cuantía de las percepciones de quienes están ocupados (si tuvieran más de un empleo se computa sólo el de mayor magnitud). El II representa el monto total de los ingresos de una persona sea por una o más fuentes laborales o de cualquier índole que sea.

Toda persona que registra un ingreso laboral aparecerá también entre los que tienen ingresos individuales pero no necesariamente a la inversa: por ejemplo alguien que no trabaja pero percibe una renta o es beneficiario de un subsidio. Por último el IpcF suma todos los ingresos de todos los integrantes del hogar y los pondera por el número de sus miembros.

Más de Opinion