Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tarifas: un fallo pensado para no exponer a la Corte y darle respiro al Gobierno

Lorenzetti coincide con Macri en un evento y luego se reune la Corte

Lorenzetti coincide con Macri en un evento y luego se reune la Corte

Menos de tres semanas pasaron del contundente fallo de la Corte Suprema que frenó los aumentos de gas a residenciales y éste que rechazó la sentencia de la Cámara de La Plata y, así, habilitó la suba en las tarifas de luz en la provincia de Buenos Aires. ¿Cambió algo?, vale preguntarse. Un ‘No’ o un ‘Sí’, taxativos, pueden confundir.

Poco se parecían jurídicamente los dos expedientes sobre los que el máximo tribunal firmó sus fallos por gas y luz, aun surgiendo ambos desde el mismo tribunal de alzada bonaerense. El primero, surgido de una denuncia de la ONG Cepis, derivó en una sentencia de fondo, en la que los jueces rechazaron de forma unánime los aumentos ordenados por el Ejecutivo para hogares, aunque mantuvieron las subas a los grandes usuarios.

Aquella resolución tenía alcance nacional y el caso presentado un sustento legal sólido. La sentencia por la luz, en cambio, revoca la sentencia platense y hace caer la cautelar por “defectos técnicos”.

Fue decisivo para el Tribunal  la falta de legitimación de quienes iniciaron la causa para actuar en representación de todos los usuarios: diputados, el secretario general de la Defensoría del Pueblo  y el Partido Justicialista, todos de la provincia de Buenos Aires.

Así, evitando pronunciarse con otro rechazo a las subas de tarifas sin previa audiencia pública, la Corte opinó sólo del error de procedimiento. Una  jugada inteligente del máximo tribunal, que no modificó su punto de vista sobre los aumentos y, tras el revés del gas, le dio al Gobierno el aire que precisaba para empezar a desandar su política energética

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar