Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Revolución low cost: la nueva expedición Vikinga

Roald Amundsen, fue pionero en sobrevolar el Polo Norte a bordo de los míticos Dornier N24 y N25. Para su biógrafo Sthephen Bown, con sus expediciones Amundsen "cambió para siempre la manera geográfica de percibir el mundo y la forma de planificar las expediciones" (The last Viking: the life of Roald Amundsen, conqueror of the South Pole). Cien años después, otro noruego, Bjorn Kjos, CEO fundador de Norwegian Airlines está por convertirse en el nuevo ‘último vikingo‘ del Siglo XXI. Con el mismo espíritu con el que Amundsen, Bjorn Kjos se ha lanzado a conquistar el mercado aerocomercial transatlántico entre Estados Unidos y Europa, bajo el modelo low cost y una flota modernísima de Boeing 787-Dreamliner.
La adversidad que el clima y la geografía polar representaron para Amundsen y su flota de Dornier, hoy se representa para Kjos y su aventura, en las compañías aéreas y lobbies principalmente de los Estados Unidos. "Reguladores y aerolíneas nos temen", dice Kjos. Lejos de temerle, la epopeya transatlántica de Norwegian es apoyada por la Unión Europea por la mismísima Comisaria de Transporte, la eslovena Violeta Bulc. Sin margen legal para denegar el pedido, el 4 de diciembre pasado, después de casi tres años, el DOT autorizó a Norwegian Air International (NAI) vuelos entre Boston y Nueva York hacia los aeropuertos irlandeses de Cork y Shannon, a donde Norwegian planea volar, desde marzo de 2017, ofreciendo asientos por u$s 69 el tramo.
Resistido por sindicatos aeronáuticos, American Airlines, Delta y United (las Big3) además de Air France/KLM y SAS, de otro lado Easyjet, Ryanair, Wizz, los aeropuertos regionales, secundarios en EE.UU. y Europa, entre otros tantos actores apoyan la movida, promueven las rutas y celebran la decisión reciente del DOT.
El valor agregado del modelo low cost de largo alcance (long-haul) es también jurídico. Bjorn Kjos instalo en Irlanda e Inglaterra verdaderos ‘Caballos de Troya‘ mediante la creación de sendas sociedades filiales locales de Norwegian, que obtuvieron sendos Certificados de Operador Aéreo (AOC) y aprobación operativa y técnica para realizar vuelos comerciales de largo alcance bajo matrícula de ambas nacionalidades. Intencionalmente o no, el pasado 4 de diciembre, la Administración de Barack Obama, abrió las puertas de la muralla adentrando al Ulises noruego en el corredor aéreo transatlántico y más allá, usando los acuerdos bilaterales vigentes entre UK e Irlanda con terceros países, incluyendo destinos en América del Sur, Asia y África.
La sombra del factor Trump comenzó a expandirse sobre la decisión del DOT. ¿Revocará Donald Trump la autorización? Los gremios estadounidenses de pilotos (ALPA, APA) y tripulantes (APFA), ya le han solicitado la revocación por violar las reglas laborales previstas en el tratado bilateral y por crear una línea con bandera de conveniencia.
"Los dos inventos más dañinos del ser humano son las fronteras y el dinero, dos tipos de muro, uno visible y el otro oculto", dice el poeta español Benjamín Prado. Esos dos inventos, se encuentran en el corazón del transporte aerocomercial, al igual que la tecnología, la información, la conectividad y las comunicaciones. Todos ellos son factores comunes a la tremenda puja comercial que históricamente domina en las entrañas de industria del transporte aerocomercial.
Así como las expediciones de Roald Amundsen cambiaron la forma de concebir geográficamente al mundo, tal vez, los vuelos transatlánticos impulsados por Bjorn Kjos, sean el furgón de cola de un modelo low cost de transporte aereocomercial ya consolidado en ciertos mercados. Ese furgón, carga en su interior, la ventana de oportunidad para promover cambios en la forma de concebir la política mundial de derechos de tráfico, rediseñar las bases jurídicas del transporte aéreo y desde allí, sentar nuevas bases del negocio aerocomercial, integralmente considerado. Una revisión de los históricos pilares políticos, económicos y jurídicos asoma, por diversas razones, necesaria en la industria aérea. Sobran los motivos. De realizarse, es deseable que se lleve adelante con el mayor consenso internacional posible, unanimidad incluso, y sin las ataduras que condicionaron a los mentores y negociadores de la Conferencia de Chicago de 1944. También dice Benjamín Prado: "No confundas ser libre con poder elegir de quien ser prisionero".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar