Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reintegro del IVA por tarjeta social

La distorsión de los impuestos y su fuerte presión fiscal están haciendo estragos en la economía. A todas las personas cualquiera sea su nivel económico esta situación les reduce los fondos disponibles para consumir, pero obviamente los más afectados son aquellos de bajos recursos. La IARAF ha calculado que de cada $ 100 que se gastan el alimentos, $ 40 corresponden a impuestos que van al Estado.
El IVA nació en Alemania en 1919 y desde 1975 está inserto en Argentina con una tasa que comenzó con el 13% y hoy resulta del 21%. Se lo critica por afectar a quienes menos tienen, –es decir resulta regresivo– ya que ellos utilizan todo su ingreso para adquirir bienes indispensables en su vida diaria que incluyen una elevada carga de este impuesto trasladado al consumidor final.
Para reducir el impacto, una alternativa seria disminuir la alícuota de los productos básicos de alimentación y vestimenta, pero estos son adquiridos por toda la población y así el beneficio llegaría también a quienes no lo necesitan perdiendo toda equidad posible.
Una buena idea, es la devolución directa de gran parte del IVA contenido en esos bienes específicos adquiridos en su caja de ahorro a los titulares de la tarjeta de débito social. En Uruguay ya funciona desde el año 2013.
Los beneficiarios de la medida serán los titulares de ese plástico con jubilación mínima, Asignación Universal por Hijo o titulares del plan Progresar.
El reintegro para estas personas será del 15% del precio neto, es decir más del 70% del IVA contenido en la adquisición de ciertos alimentos y vestimenta. No está definido aún cual será el reintegro de los productos con tasa del 10,5% como el pan, la leche y otros alimentos básicos.
Para que la operación se bancarice es obligatorio que las compras se hagan en negocios que funcionen con postnet, y así se exige comerciante a pagar el IVA, Ganancias e Ingresos Brutos.
Habrá sin duda negocios alejados de los centros urbanos que deberán agiornarse a la situación y tecnificarse para que sus compradores usuales puedan recibir la ventaja.
Considero acertada la medida que seguramente será aprobada prontamente por el Congreso.
Sin embargo, siempre insisto que deben quedar exentos los alimentos básicos que otorgan calorías, tales como la carne, frutas y hortalizas, que en los hechos no tienen valor agregado.
El agro fue alcanzado con el IVA en Febrero de 1990, y allí comenzaron las complicaciones. La mayoría de su producción es vendida al exterior y por ello los exportadores reclaman a la AFIP el reintegro total del IVA por expresas disposiciones legales. En dicha medida la recaudación neta es nula.
Por otra parte, los restantes bienes extraídos de la tierra que sean consumidos en el mercado interno sin procesar, sería muy conveniente que estén excluidos del IVA.
Esta será una de las tantas reformas tributarias, que se necesita urgente que atender para lograr una recaudación menos perjudicial.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar