Provincias, a mitad de camino en transparencia presupuestaria

La transparencia presupuestaria tiene especial importancia dentro de la temática del desarrollo, porque permite a los ciudadanos controlar el uso de los fondos públicos, mejora la credibilidad, limita los espacios para la corrupción y exige mayor calidad a las decisiones de política pública.
Según la Encuesta de Presupuesto Abierto 2010 del International Budget Partnership (IBP), la Argentina se ubica en la mitad de la tabla en transparencia presupuestaria, con 56 puntos en una escala de 100. El gobierno nacional elabora cinco de los ocho documentos que mide la encuesta, y sus mayores falencias radican en que no genera un documento preliminar de calidad, no revisa su presupuesto a mitad de año y no produce un presupuesto ciudadano, que es una presentación no técnica del presupuesto para que el público general entienda los planes del gobierno.
Si solo se evalúa la transparencia a nivel nacional queda casi la mitad del gasto fuera: las provincias administran el 45% del gasto público total, lo que incluye el gasto en salud, educación, seguridad y justicia. Por eso, es clave evaluar la transparencia presupuestaria en el nivel provincial.
En 2010 CIPPEC elaboró un índice que verifica la disponibilidad, grado de detalle y actualización de 10 documentos presupuestarios clave en las finanzas provinciales, como leyes de presupuesto, informes de ejecución del gasto, cuenta general del ejercicio, informes sobre deuda y transferencias a municipios, entre otros. Sobre 10 puntos, el promedio obtenido en febrero de 2010 por las 24 jurisdicciones fue de 5,33; de 6,8 puntos en julio, y de 6,16 en noviembre.
Se destacó Mendoza con un promedio superior a 9 puntos, y Córdoba, San Juan, Buenos Aires y Entre Ríos, con promedios superiores a 8. Entre las menos transparentes sobresalieron La Pampa, La Rioja, Chaco, Tierra del Fuego y Santa Cruz. Si bien Tierra del Fuego obtuvo bajos puntajes en todos los relevamientos, realizó importantes avances en diciembre 2010 y actualmente se ubicaría por encima del promedio. Esto revela que las mejoras pueden ser muy significativas en un plazo muy corto si existe voluntad política de transparentar los documentos presupuestarios más importantes.
Tras un estudio más profundo en Buenos Aires, Córdoba, Salta, Chaco, Tierra del Fuego y Santa Cruz surgen datos destacables. Con respecto a la presentación del presupuesto ante la Legislatura de cada provincia, Córdoba, Chaco y Tierra del Fuego son las únicas jurisdicciones que suelen cumplir los plazos establecidos por ley.
Los desvíos entre el presupuesto aprobado y el ejecutado (en 2009) fueron de entre el 5% y el 18% según el distrito. En todas las jurisdicciones, la Constitución y/o la Ley de Administración Financiera restringen considerablemente a los Poderes Ejecutivos para realizar modificaciones a los presupuestos aprobados, y generalmente reservan esta atribución para situaciones de emergencia. Sin embargo, fue un rasgo común en las seis provincias seleccionadas para el análisis en detalle que en las leyes de presupuesto de cada año los legisladores deleguen en el Ejecutivo la facultad de realizar modificaciones a los créditos presupuestarios.
Por otro lado, las Legislaturas son relativamente débiles frente al Ejecutivo, lo cual se asemeja a la realidad nacional. En general, las Legislaturas aprueban con escasas modificaciones los presupuestos, salvo que estén conformadas por mayorías opositoras. En esos casos ofrecen mayor presión a la aprobación del presupuesto y en ocasiones se rehusan a aprobarlo.
En materia de informes de ejecución, lo óptimo sería que fueran publicados con datos mensuales con menos de tres meses de rezago. Salta es la única que cumple con este criterio. Por su parte, la Cuenta General del Ejercicio (que presenta la ejecución presupuestaria en el año fiscal, los recursos efectivamente percibidos, las erogaciones realizadas y refleja el resultado final del ejercicio) solo
es presentada y aprobada en Córdoba.
Existe poca información acerca de las transferencias a los municipios, salvo en Mendoza, Córdoba, San Juan, Buenos Aires, Entre Ríos, Río Negro y Neuquén, provincias que publican esta información detallada y actualizada.
Medir la transparencia presupuestaria en las provincias es clave para evaluar el manejo de casi la mitad del gasto público argentino. Además, es un punto de partida para profundizar los debates sobre el acceso a la información pública y para fortalecer la rendición de cuentas de los distintos niveles de gobierno.
Noticias del día