Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La reunión del G-20 en Hanzhou y el papel de la Argentina

por  CÉSAR MAYORAL

Ex embajador
0

Los medios de la Argentina, en general, le han otorgado a la reunión del Grupo de los 20 realizada en Hangzhou, República Popular China, una cobertura mayor a la que habitualmente se le otorga a los temas de política exterior.

La razón debe buscarse en que era la primer reunión internacional en que participaba el presidente Mauricio Macri y además porque se realizaba en el país que tiene la segunda economía mundial y que pese a todos sus problemas sigue siendo la economía que supera en crecimiento económico a todas las de Occidente.

El objetivo principal de la visita de Macri fue, de acuerdo a lo que él mismo expuso, la búsqueda de inversiones directas de China y de otras grandes economías presentes.

El comercio tampoco estuvo ausente en sus motivaciones, ya que la balanza comercial argentino-china, es deficitaria para Argentina y de no incrementarse nuestras exportaciones, será muy difícil revertir, dado que las exportaciones de alta tecnología y alto valor agregado e innovación son las que el Gobierno chino trata de fortalecer e incrementar.

Sabemos la debilidad de nuestro país en transformar sus exportaciones agrícolas en exportaciones con valor agregado y pese a que se han modificado los términos de intercambio entre materias primas y productos elaborados, todavía Argentina sigue siendo soja-dependiente en su comercio exterior con China, lo que impide equilibrar, los precios actuales del poroto de soja, u$s 275 la tonelada en la balanza comercial con China.

Las alabanzas públicas por parte del presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, a los cambios estructurales realizados por el gobierno argentino, fueron un elogio no menor al haberse realizado en su disertación ante los 20 jefes de estado presentes y autoridades de los Organismo Internacionales más significativos (Banco Mundial, FMI, ONU, etc.).

Lo importante que deja esta reunión de los 20 Estados, que manejan más del 80% de la economía mundial, es que el debate entre crecimiento y austeridad fue ganado en las Conclusiones Finales por el crecimiento, que fue impulsado por los Estados Unidos por sobre la disciplina fiscal y la austeridad en el gasto defendido por la canciller de Alemania, Angela Merker.

Ello sumado al acuerdo entre China y los Estados Unidos sobre el Medio Ambiente, ratificando la Declaración de París sobre este tema deja alguna cuota de optimismo para el futuro de la economía mundial.

Los temas de la Agenda, Terrorismo, Corrupción Gubernamental, Inversiones y la apuesta al Libre Comercio, fueron las cuestiones que el G-20 impulsó como los grandes temas a encontrar soluciones en el ámbito multilateral

La crisis del Brasil y sus efectos sobre la economía argentina son parte del problema que debemos encarar con nuestro importante vecino. El encuentro en China entre los dos Jefes de Estado marca un interés mutuo de consolidar una relación indispensable para ambos.

La reconstrucción del Mercosur, las negociaciones con la Unión Europea, y la posibilidad de llegar a un Acuerdo Marco con la Alianza del Pacífico, son cuestiones sumamente importantes para los dos países que deberán actuar armónicamente para concretarlos. No olvidemos que las exportaciones industriales argentinas tienen como destino principal a Latinoamérica en general y al Brasil como principal mercado.

El tema del libre comercio es quizás el que más divida a nuestro país todavía dolido por el brusco deterioro que sufrió la Argentina cuando finalizó la Convertibilidad. Con ella se evaporaron millones de dólares pertenecientes a personas y empresas argentinas, aunque hoy no existe riesgo alguno ya que las condiciones no son las mismas y el sistema bancario y financiero argentino goza de excelente salud, ha quedado pendiente una discusión nacional respecto a cuál es el papel de la industria.

Por ello es importante que la sociedad debata con seriedad qué modelo de país quiere construir, ya que los fracasos han sido muchos y nadie puede sentirse exento de culpas, en la dirigencia argentina.

Hoy ‘vivir con lo nuestro’ resulta utópico y también lo es, creer en un mundo justo que reparte riqueza en forma equitativa. Los Estados Unidos, como potencia hegemónica, se encuentran ante la difícil tarea de impedir que la comunidad internacional no deje de creer en la democracia y en que el capitalismo es inseparable de ella. China es el ejemplo de que separados pueden convivir (hasta ahora).

El resto de los Estados del G-20 tratan de sobrevivir a esta crisis global y de colocarse en el mejor sitio para enfrentar los grandes proble mas actuales que son la pobreza, la falta de desarrollo y la ignorancia. Sabemos que la competencia es y será ardua y difícil.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar