Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La pérdida de empleo desafía la capacidad de gestión del Gobierno

La destrucción de puestos de trabajo por el deterioro que sufrió la economía en los últimos ocho meses, está poniendo a prueba la capacidad de gestión del Gobierno. La nueva CGT le planteó a los miembros del gabinete que los recibieron la semana pasada, que más allá de exhibir optimismo por la baja de la inflación y el leve repunte que mostrará la actividad hacia fines de año, hace falta dar otro tipo de respuestas. Los sindicalistas pidieron que haya medidas directas para los sectores más vulnerables, como los jubilados y los receptores de planes sociales. Pero también tradujeron este planteo con otras señales, como la reunión con los representantes de agrupaciones como el Movimiento Evita y Barrios de Pie, a la que seguirán encuentros con intendentes y hasta con miembros del Episcopado.

A su manera, la Iglesia también está mostrando su inquietud. La presentación del último Observatorio de la Deuda Social que elabora la UCA, expuso el sensible crecimiento de la categoría de nuevos pobres. El Indec hizo su aporte: el 9,3% de desocupación del segundo trimestre incluye una preocupante tasa de desempleo juvenil de 18,9%.

El Gobierno tiene en la mano indicadores que anticipan una reversión de esta tendencia. La construcción dejó de caer y en julio indicadores de la cartera laboral muestran una levísima suba mensual del empleo en grandes ciudades. El ministro Jorge Triaca buscó apuntalar en Diputados, sin éxito, el proyecto oficial de empleo joven, propuesta que en el mejor de los casos servirá para 2017. Le queda al Ejecutivo evaluar si toma el riesgo de ver crecer un reclamo o prefiere anticiparse a la oposición y los gremios otra vez le marquen la cancha.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar