U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La participación como uno de los ejes para la planificación estratégica

Actualmente las experiencias en planificación se presentan como la posibilidad de generar espacios de articulación más democráticos conducidos desde una decisión política local. En esta línea, la planificación estratégica aparece como una herramienta útil con la que cuentan los municipios para promover el desarrollo local y mejorar la calidad de las políticas públicas en beneficio del conjunto de la población. Durante dicho proceso participativo de planificación y gestión, los distintos actores, a través del diálogo y los acuerdos, forman parte de manera continua en la toma de decisiones y en las evaluaciones de las transformaciones del territorio, como así también en las soluciones a las necesidades específicas de cada sector.
Este tipo de planificación significa adoptar un proceso de construcción y de desarrollo más democrático y equitativo, y una gestión en la cual la sociedad civil se encuentre mejor representada y esté más próxima al gobierno. De esta manera, la participación de la sociedad aparece como un medio importante para hacer las políticas y las intervenciones estatales más efectivas. Toda planificación participativa tiene diferentes escalas, siendo la primera la consulta de la sociedad. La segunda incorpora la posibilidad de proponer, en tanto que la tercera es la que además le permite a la sociedad involucrarse en la toma de decisiones. Entonces, planificar participativamente es buscar mecanismos que vayan más allá de los espacios de consulta para generar sistemas de tomas de decisiones que incorporen a los vecinos, a las instituciones y/o organizaciones en un proyecto común.
En estos términos, el Consejo Económico y Social de Tigre es para la Fundación Metropolitana una evidencia de un proceso participativo en marcha impulsado por el Municipio de Tigre. Funcionando desde Agosto, el consejo tiene como objetivos centrales fomentar la democracia participativa con debate, con ideas y con propuestas que contribuyan a la mejorar la gestión, y a la elaboración del Plan Estratégico Tigre 2025. Forman parte del mismo más de 50 representantes de diferentes ámbitos de la comunidad, entre ellos: la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), la Unión Industrial de Tigre, representantes de las Cámaras de Comercio de Tigre, CGT Zona Norte, la Mesa Político Sindical, miembros de la Iglesia Católica Obispado San Isidro, representantes de Iglesias Evangélicas, Colegio de Ciencias Económicas, Biblioteca Sarmiento, Colegio de Abogados Departamento San Isidro, Fundación Capital, Espacio AGUA, Fundación Oficios, entre otras entidades y organizaciones de la comunidad.
Desde la Fundación Metropolitana, alentamos y sostenemos la importancia de este Consejo tanto por su mirada para la planificación a largo plazo, como por su metodología de trabajo participativa e inclusiva de toda la comunidad de Tigre. Creemos que planificar estrategias propias e integrales de desarrollo, se ha convertido en un instrumento básico para promover el desarrollo local, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, y lograr una sociedad más democrática. Esta metodología de trabajo permite trabajar consensos para un crecimiento y desarrollo en el que se contemplen a todos los sectores involucrados y afectados por la aplicación de una política pública. La articulación del trabajo entre los distintos sectores sociales, el sector público, el sector privado, la sociedad civil y la academia, es, desde nuestra visión, fundamental para el desarrollo de políticas públicas.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar