Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La letra chica que arruina los cálculos

Muchos asesores financieros nos desvelamos sacando cuentas, calculando TIR y esgrimiendo análisis de oportunidad sobre la opción, superadora, de pagar el coto del blanqueo (10%) y recuperarlo invirtiendo en títulos que, si bien no están en sus años dorados de rendimiento, podrían ganarle a ese 10% en el plazo señalado sin hacernos perder liquidez ni disponibilidad sobre los títulos adquiridos.
Y el razonamiento era lógico. Tengo dinero para blanquear, lo deposito en la cuenta especial (con el beneficio de no pagar el impuesto a los créditos y débitos) y desde ahí adquiero esos títulos, o letes, o lebac o hasta acciones de bancos.
Nada hacía pensar que eso no era posible inmediatamente, ya que el mismo procedimiento de blanqueo te permite, vía el puente de la cuenta especial, adquirir títulos públicos (los bonos a 3 y 7 años) o Fondos Comunes de Inversión (es decir adquirir cuotas partes del fondo, que a su vez puede invertir en bonos o acciones) para tener la exención del impuesto especial.
¿Dónde está la trampa? En la letra chica. O en la interpretación dirán algunos. ¿Qué dice la ley 27.260, en su art. 44, sobre la tenencia de moneda en el país? Habla del deber de inmovilización, con ciertas salvedades: para tenencia de moneda en efectivo en el país, mediante depósito, hasta el 31 de octubre de 2016. Deben permanecer depositados a nombre del titular por un plazo no menor a 6 meses o hasta el 31 de marzo de 2017, inclusive, lo que resulte mayor (salvo se destinen a pagar el impuesto especial, a adquirir los bonos a emitir por el en, adquirir inmuebles o bs. muebles registrables). Ni la RG 3919/16 ni el DR 895/16 realizan aclaración alguna sobre qué se entiende por bienes muebles registrables. Y muchos, hasta acá, daban por sentado que las acciones y los bonos eran bienes muebles registrables.
¿Qué aclara este interrogante? El Art. 1815 de Nuevo Código Civil y Comercial. ¿Qué díce dicho artículo? Cuando en este Código se hace mención a bienes o cosas muebles registrables, no se comprenden los títulos valores.
¿Técnicamente se puede? Sí, yo podría transferir a un agente de bolsa y comprar. ¿Cuál sería la consecuencia? Incumpliría el deber de inmovilización, lo que podría en un futuro hacer caer el blanqueo y perder todos los beneficios del mismo, dándole curso a la acción penal, de corresponder.
Conclusión: se alargan las cuentas. Aquellas personas que blanqueen moneda en efectivo, deberán depositarla e inmovilizarla 6 meses o hasta el 31/03/17, no contando con la posibilidad de adquiir un AY24 o un DICA en dicho lapso para ‘recuperar aceleradamente’ el 10% abonado.
A los 18 meses que se calculaban, se deberán sumar esos 6 meses de inmovilización, siempre y cuando los rendimientos se mantengan, cosa poco probable.
Quedan 7 meses donde pasarán cosas que seguramente no vamos a entender dentro de este show de la amnistía fiscal. Manténganse calmos, es un marco diferente, donde lo razonable muchas veces no tendrá lugar.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar