Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El respeto por las reglas de juego pesa tanto como una economía sana

Imagen de HERNÁN DE GOÑI

por  HERNÁN DE GOÑI

Director Periodístico
0

Dentro de seis días, la participación de cerca de 2000 líderes empresariales en el Foro de Inversión y Negocios que se realizará en Buenos Aires, creará una noticia de alto impacto económico: la reinstalación de la Argentina en el escenario global, a través de un evento que tiene pocos antecedentes no solo en el país sino en la región.

La envergadura de este encuentro no solo se medirá por el nivel de los visitantes, sino por la participación de todos los estamentos institucionales internos. El Presidente y sus ministros serán acompañados por casi todos los gobernadores, las autoridades del Congreso, el BCRA, la Corte Suprema de Justicia, dirigentes de la oposición y hasta representantes del sector gremial.

La elección del Centro Cultural CCK no es casual, y forma parte de las señales que quiere emitir la Argentina: ser vista como un país que busca abrirse al mundo dando señales de que las reglas de juego y las políticas de Estado están para ser respetadas, y no para que queden sujetas a la arbitrariedad del político de turno.
La fecha elegida también tiene una razón de ser. Es la continuidad de la participación de Mauricio Macri en el G-20, que a su vez será continuada el próximo 19 con la visita a la Asamblea Anual de las Naciones Unidas en Nueva York.

Lo que falta ahora es que el resto de los actores internos estén a la altura de este desafío. Proponer la suspensión de las importaciones, aunque sea como respuesta a una situación social y productiva compleja por la recesión, es un mensaje que no contribuye a regenerar la institucionalidad y la confianza, tan necesarias para un proyecto de crecimiento como una macroeconomía sana.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar