Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El autogobierno policial y la cocaína

Las políticas de Justicia y Seguridad basadas en el autogobierno son como la cocaína: otorgan una falsa sensación de seguridad y de control, pero en definitiva terminan matando al que la adoptó.
Es muy tentador cuando en un circulo vernáculo jueces, fiscales, altos jefes policiales y de inteligencia ofrecen la solución a todos los males.
No piden ni más presupuesto ni mayores recursos.
Hablan de su vasta experiencia y saben dónde ir a buscar a los delincuentes.
Sólo piden a cambio que los dejen manejar a su modo.
Los resultados en principio son maravillosos: bandas desbaratadas, detenciones rutilantes, operativos vistosos, etcétera.
Pero sólo serán cambios para que nada cambie.
Varios ya pasaron por ahí y los resultados están a la vista.
Al delito se lo debe combatir y no regular, como pretenden estos sectores.
Y esa no es una posición ideológica, sino de negocios.
Hablamos del contrabando de efedrina, de las cocinas de pastillas de droga sintética, de entregar un perejil cada tanto para ‘hacer estadísticas’.
Hablamos, en realidad, de miles de millones de pesos en plata negra o roja de sangre.
Estos círculos vernáculos son además asistidos por importantes grupos jurídicos que le dan consistencia (la famosa otra mitad de la biblioteca) y financiado s por los carteles ya instalados en la Argentina.
Es el momento de Cambiemos o seguirá siendo el tiempo de Mantengamos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar