Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Argentina asume la Presidencia del G20: una oportunidad única frente al mundo

Argentina asume la Presidencia del G20: una oportunidad única frente al mundo

Desde el inicio de su mandato, el Gobierno del Presidente Mauricio Macri tiene un objetivo claro en política exterior: situar nuevamente a la Argentina en el mapa global, restableciendo lazos de confianza con el mundo y desarrollando una política de ‘inserción inteligente’, o sea, centrada en nuestros intereses, sin prejuicios ideológicos pero basada en valores como democracia, derechos humanos y multilateralismo.

Hoy, 1º de diciembre, Argentina asume la Presidencia del G20, hasta ahora ejercida por Alemania, y materializa de este modo una importante demostración de la inserción inteligente.

Este Grupo es el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política. En él participan los máximos líderes mundiales. Es un espacio clave de discusión y toma de decisiones para coordinar políticas frente a los principales desafíos internacionales.

A lo largo de todo el 2018 nuestro país organizará más de 50 reuniones de funcionarios del más alto nivel, que culminarán con la Cumbre de Líderes. Visitarán la Argentina más de 20 mil personas, de más de 30 países, entre funcionarios públicos, personalidades de la sociedad civil, empresarios e integrantes de organismos internacionales.

En lo que será la primera Cumbre del G20 en América del Sur, nuestro país presentará el profundo compromiso de los argentinos con la transformación que estamos experimentando, al tiempo que –al participar en la elaboración de políticas orientadoras de alcance global–, se consolida el creciente rol de liderazgo regional e internacional que está adquiriendo nuestro país.

El país que ejerce la Presidencia tiene un rol fundamental, ya que al no ser el G20 una organización internacional o un foro que tenga una estructura fija, el anfitrión tiene la responsabilidad de encauzar temáticas y articular coincidencias.

La Argentina quiere ser un puente para forjar consensos. Tenemos la oportunidad de instalar en la agenda global temas relevantes para nuestro país y la región, llevando al G20 la visión de América Latina con sus intereses y preocupaciones, remarcando el gran potencial de nuestros pueblos y naciones.

Las propuestas argentinas reflejarán su identidad como país multicultural, cuya visión de futuro radica en una mayor integración e intercambio con el mundo.

La Presidencia argentina nos permitirá también mostrar al país como un destino atractivo para las inversiones, por su capacidad productiva, su abundancia de recursos naturales y la calidad de su capital humano.

Al compartir experiencias sobre los progresos de la Argentina en su ambicioso programa de reforma permanente, se podrán resaltar las oportunidades en sectores clave.

La exposición mediática internacional ante eventos de estas características proporciona una oportunidad única para la promoción del país y su diversidad regional. También para exhibir la belleza natural de nuestras provincias, promover la industria del turismo, y dar luz al talento argentino de nuestros productores, emprendedores y artistas de todo el país.

Tendremos tres prioridades en la agenda. En primer lugar, debatir sobre el futuro del trabajo, para explorar iniciativas globales que aseguren que todos tienen la oportunidad de desarrollar sus potencialidades en el contexto de la revolución tecnológica en curso.

La segunda, profundizará los debates en torno a la infraestructura para el desarrollo, elemento clave para canalizar el ahorro hacia una inversión que permita el acceso real a las oportunidades del futuro.

Y en tercer lugar, impulsaremos en la agenda la vocación de lograr un futuro alimentario sostenible, conscientes del gran aporte que nuestro país puede hacer al sistema alimentario global como productor agropecuario eficiente.

Por experiencia propia, la Argentina sabe que nada de lo antes mencionado puede lograrse en soledad. El aislamiento sólo se traduce en sociedades empobrecidas, atrasadas y sin perspectivas de desarrollo.

La Declaración de los Líderes del G20 en Hamburgo dio un mensaje categórico en ese sentido: "Juntos, podemos lograr más que actuando solos".

El formidable y singular desafío de asumir la Presidencia del G20, cuya magnitud nos sitúa en el centro de la escena internacional, nos encontrará a los argentinos con los brazos abiertos y con toda nuestra capacidad al servicio del diálogo y el consenso, para que nadie quede atrás en la construcción de un mundo más justo.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar