Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Argentina Medical Center

De acuerdo con la tendencia mundial, cada vez es mayor la cantidad de personas que viajan a hacerse tratamientos médicos, en busca de atención de mejor calidad, tecnología más avanzada, acceso más rápido a las prestaciones, y menores costos de los procedimientos médicos, que en sus propios países.
De continuar generándose las condiciones para el crecimiento de este mercado, la Argentina está llamada a ocupar un lugar protagónico en dicho escenario.
De cara al futuro es importante la articulación público–privada y la puesta en marcha de medidas regulatorias, impositivas, comerciales que promocionen al sector en busca de nuevos mercados ya que esto logrará impulsar aún más a la Argentina como destino de turismo médico de excelencia al confluir atributos como prestigiosos profesionales de la medicina, tecnología, atención personalizada, confort y atractivos turísticos únicos.
En este sentido, el turismo médico tiene un potencial extraordinario por su capacidad para la generación de empleo directo e indirecto, el ingreso de divisas internacionales y el crecimiento de cientos de empresas prestadoras de servicios médicos y estéticos considerados de altísima calidad tanto por la infraestructura y recursos humanos como por la conveniencia de los costos.
Las claras diferencias de aranceles médicos a similar prestación son un importante factor de competitividad del país en este nicho comercial. Otras naciones con menor desarrollo en la medicina también son potenciales clientes, ejemplo de esto son los países limítrofes con Argentina.
En la actualidad, la Argentina se encuentra entre los cinco primeros países de Latinoamérica (detrás de México, Panamá, Costa Rica y Colombia) como destino de turismo médico, según el Medical Tourism Index. Cada año unas 14.000 personas provenientes en su mayoría de la región pero también de Europa, Canadá y Estados Unidos gastan en promedio unos u$s 15.000 durante su estadía en el país para realizarse diversos tratamientos médicos y estéticos. Es decir, que ingresan unos u$s 300 millones al año que, de aprovecharse la capacidad instalada en los prestadores argentinos, podrían escalar a unos u$s 500 millones en 2020.
Chequeos médicos, fertilización asistida, cirugías estéticas e implantes dentales se cuentan entre las prestaciones más solicitadas por los visitantes. En estos casos, el costo es asumido por el propio paciente pero también existen otros casos más complejos de quienes llegan a la Argentina subvencionados por sus propios países o por seguros médicos que no cuentan con infraestructura de media o alta complejidad en sus países de origen. Así, gracias al turismo médico, algunas instituciones de nuestro país suman niveles importantes de facturación con cifras que llegan a superar los u$s 3 millones anuales.
Por otra parte, el turismo médico es un sector que dinamiza la economía: el 75% de los viajeros/pacientes llegan acompañados, la estadía es más prolongada que la de otro tipo de turismo y el gasto es entre 5 y 9 veces mayor que el del turismo tradicional.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar