Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Africa, un continente invisible

Es probable que si alguien le pidiera que ubique en un mapa a los países africanos, Usted tendría severas dificultades, sobre todo con aquellos del África del Sub Sahara.
Es interesante plantearse este desconocimiento generalizado sobre el continente en el que los estudios antropológicos ubican la aparición del hombre y en el que en la actualidad, se produce la más alta tasa de crecimiento poblacional.
Este desconocimiento se extiende a catástrofes sociales, como el hambre y los conflictos armados que hoy existen en gran parte de los países africanos.
Más de 50 millones de personas en África no tienen comida suficiente, alertan las Naciones Unidas (ONU) y organizaciones internacionales de ayuda social.
El segundo año de una intensa sequía en el sureste africano ha interrumpido el suministro de agua y destruido cosechas, generando hambre en no menos de 30 millones de personas, cifra que muchos temen que se eleve en 20 millones más para fines de este año. Stephen O Brien, funcionario del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, declaró que el fenómeno de El Niño provocó uno de los peores desastres en décadas, no obstante lo cual, esta crisis está recibiendo poca atención.
A esta situación se suma la caída de los precios del petróleo que afecta fuertemente a países exportadores como Angola, Nigeria y 5 de los 6 países de la Unión Económica y Monetaria de África Central.
Un reciente informe la agencia para los refugiados de Naciones Unidas (Acnur) indica que, a nivel mundial, más de 65 millones de personas han abandonado sus hogares debido a guerras, persecuciones, violencias y violaciones a los derechos humanos, y casi 17 millones pertenecen al África sub-sahariana.
El informe sostiene que la dimensión de estos problemas es la más grave desde la creación de este organismo internacional en 1950.
Un dato remarcable es que los principales países receptores de refugiados no son los europeos. Fueron, durante el año pasado, los territorios de Etiopía y Kenya.
Los refugiados en estos países provenían, mayoritariamente, de Somalia, Sudan y Sudan del Sur.
Otros países que han visto crecer el número de refugiados en sus territorios han sido Uganda y Nigeria. En un reciente informe, Peter Lundberg, Coordinador de Tareas Humanitarias de Naciones Unidas, sostuvo que, con unos 400.000 niños en inanición y con poblaciones con escaso acceso a comida y agua limpia "..Nigeria está enfrentando la peor crisis humanitaria del continente africano".
Martin Plaut, del Instituto de Estudios del Commonwealth –Universidad de Londres–, sostuvo que la falta de agua y la desaparición de las cosechas en el cuerno de África ha generado una crisis humanitaria sin precedentes, aunque el tema pasa desapercibido para los medios de comunicación y la opinión pública.
No obstante, pese a la crítica situación económica y social, el Fondo Monetario Internacional (FMI), a través de su publicación Regional Economic Outlook, recomienda a los gobiernos africanos "la necesidad de profundizar políticas de ajuste para alentar las inversiones privadas".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar