"La construcción siempre fue un resguardo de valor"

El Golf y la construcción.

El socio gerente y fundador de Materiales Buenos Aires trazó un panorama de la situación actual del sector de la construcción. Durante la quinta jornada del circuito El Cronista Open Golf,

Luego de sumar experiencia en el rubro de los desarrollos inmobiliarios, Andrés Scarano apostó por inaugurar un corralón. A raíz del vínculo con arquitectos, desarrolladores y constructores mediante una escribanía familiar, hace cinco años surgió la posibilidad de brindar un servicio de abastecimiento de materiales de construcción a dichos clientes, lo cual dio nacimiento a Materiales Buenos Aires.

Andrés Scarano

Actualmente, la empresa abastece a ochenta proyectos de construcción. Son mayoristas tanto de obras como de otros corralones. Comercializa con constructoras, con profesionales y también con particulares dado que cuenta con un local a la calle ubicado en Ciudad de Buenos Aires y un centro de distribución de 8 mil metros cuadrados en Sáenz Peña (Tres de Febrero), desde el cual sale toda la parte logística para Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Con motivo de la Copa Materiales Buenos Aires, entregaron a los participantes vouchers con un diez por ciento de descuento en el total de la compra. En el marco de la quinta fecha, El Cronista dialogó con Andrés Scarano, fundador de Materiales Buenos Aires acerca de la actualidad del sector.

Ignacio Carpanelli, Nicolas Marengo, Federico Descalzo, Andrés Scarano

-¿Por qué decidieron abrir un local a la calle?

-Buscamos ofrecer, además de los materiales gruesos, artículos de ferretería, maquinarias, sanitarios. Representa un volumen de venta más reducido, pero del día a día. Disponemos de cintas de peligro, máquinas manuales de corte, amoladoras y todo lo que se puede necesitar a diario.

-¿Cuentan con un departamento de asesoramiento?

-Efectivamente, siempre asesoramos a través de la gente que trabaja en el local y en el depósito. Por ejemplo, si tienen que instalar un porcelanato, según las medidas corresponde un pegamento u otro. También orientamos a los profesionales respecto a los materiales nuevos que hay, cuál se podría sustituir y cómo.

-¿Qué productos representan el mayor volumen de las ventas?

-Lo que más vendemos son materiales gruesos: cemento, cal, ladrillos, arena. También lo referido a construcción en seco: placas de Durlock, perfiles, pegamentos, membranas. La mayoría de nuestros clientes son del rubro de la construcción. Es decir, constructoras, arquitectos y desarrolladores. Trabajamos con obras de distintos tamaños, desde los dos mil hasta los veinte mil metros cuadrados. En este momento, estamos proveyendo materiales para ochenta edificios.

-¿Cómo es la logística?

-Nuestra modalidad de entrega es con camiones con hidrogrúa, lo cual representa una ventaja ya que es un servicio que no implica una pérdida de tiempo en descargar los materiales a mano sino que se lo deposita al pie de la obra y la gente lo entra cuando quiere.

-¿Observaron alguna variación en el método constructivo en el último tiempo?

-Sí, cada vez más la gente está empezando a incorporar más material seco, como es el caso del Durlock dentro de los edificios, y ladrillos de hormigón celular. Antes era un producto que se llevaba para ciertas cosas más puntuales y hoy, debido a su facilidad de instalación, su practicidad y el ahorro de tiempos, la construcción en seco creció. Por lo tanto, hay mayor consumo de perfiles y placas de Durlock, de la cual Materiales Buenos Aires es distribuidor oficial.

-¿Cuáles son los beneficios de los ladrillos de hormigón celular?

-Empezaron a construirse paredes en bloques de hormigón celular curado en autoclave (HCCA). El beneficio de este material reside en que permite una construcción más rápida y poseen una mejor calidad termo eficiente. Hace que la transmisión térmica entre el exterior y el interior sea muy baja respecto a otros materiales, por lo cual se logra un menor desperdicio térmico.

-¿Cómo es la situación actual del sector?

-En la Argentina, la construcción siempre fue un resguardo de valor. Es una cuestión idiosincrática. La gente vuelca los ahorros que tiene como inversión o para hacer arreglos. Hoy en día, debido a la devaluación, el costo de construcción medido en dólares es más barato y, en consecuencia, se dinamizó la actividad. De todos modos, hay dificultades porque la cadena de pagos está un poco más larga, lo cual genera baches económicos. A eso se le suma que los proveedores tienen mucho faltante de materiales. Entonces, si bien es un momento donde hay venta, el contexto es complicado porque desde el lado del proveedor hay poco stock.

-¿Qué impacto tuvo la pandemia en el sector?

-Se perdieron muchos puestos de trabajo, muchas empresas cerraron y los proveedores dejaron de cumplirle tanto a nosotros como a los distribuidores. Lo principal es que los proveedores puedan empezar a recomponer su stock y haya materias primas en el mercado. Los faltantes de materiales generan que haya una inflación implícita en los precios y eso es perjudicial para el mercado.

Copa Materiales Buenos Aires, quinta jornada del circuito El Cronista Open Golf

En esta fecha, el campo de Praderas fue la sede en la cual se desarrolló la Copa Materiales Buenos Aires. Los jugadores afrontaron los desafíos de los 18 hoyos conformados por la combinación de las canchas Cañada y Luján y luego disfrutaron de los obsequios y degustaciones que brindaron los sponsors.

-¿Por qué decidieron participar en el circuito de El Cronista Open Golf?

-Principalmente porque somos aficionados al golf. Segundo, es un espacio para poder invitar a clientes y amigos que también son fanáticos de este deporte tan lindo y, tercero, porque consideramos que nuestros clientes (arquitectos, desarrolladores, etc.) son lectores de El Cronista. Por lo tanto, queremos ser parte de su mundo.

-¿Qué es lo que más destaca de su experiencia como participante?

-Lo más lindo es el entorno, donde llegas y hay otros sponsors además de Materiales Buenos Aires. Es muy buena la organización porque el trato es muy cálido, tenés un catering de bienvenida con un té, otras degustaciones y un espacio para cortarte el pelo. También hay momentos para conversar con los distintos jugadores del evento. Además, todas las canchas que se eligen son de primer nivel y, al estar dividido por categorías, el nivel de juego se empareja mucho.

-¿Qué es lo que más lo atrae del golf?

-Es como el juego de la vida: lo importante es el próximo golpe, el pasado no lo podés cambiar. Más allá del entorno donde uno puede disfrutar unos paisajes impresionantes, me gusta porque lo importante es la perseverancia y enfocarse en el siguiente tiro que uno puede dar sin tener remordimientos sobre lo sucedido.

-¿Cómo imagina el panorama en los próximos meses?

-Esperamos poder ir recuperando los niveles de venta. Es muy difícil proyectar porque tampoco se sabe si las obras van a seguir operativas o no. Eso genera efectos adversos no solo las personas directas que no reciben la remuneración sino a un montón de proveedores del rubro que tampoco trabajamos porque no podemos entregar mercadería a la obra.

Seguí leyendo

www.cronista.com/opengolf/los-destacados-de-la-copa-materiales-buenos-aires

Tags relacionados

Compartí tus comentarios