Bryson DeChambeau venció al campo de Winged Foot y conquistó su primer Major

El estadounidense se impuso con una diferencia de seis golpes sobre Matthew Wolff. El campo de Winged Foot resultó un exigente obstáculo. Tiger Woods no superó el corte.

A pesar de su bajo porcentaje de fairways acertados, Bryson DeChambeau fue el único jugador que consiguió vencer al campo de Winged Foot y se impuso en el 120° US Open. Con una sólida ronda final, el estadounidense de 27 años selló su primer triunfo en un Major con seis golpes bajo el par. Con esta victoria, ratificó su lugar como una de las principales figuras del golf mundial.

Tercera definición entre DeChambeau y Wolff

Bryson DeChambeau y Matthew Wolff protagonizaron la definición de un campeonato por tercera ocasión en poco más de un año. Primero se enfrentaron en el 3M Open 2019 (única victoria de Wolff en el circuito) y luego en el Rocket Mortgage Classic de la pasada temporada. Al igual que hace dos meses, Wolff comenzó con ventaja la ronda final y El Científico remontó hasta quedarse con el título.

Ambos se caracterizan por alcanzar largas distancias. Si bien tuvieron un bajo porcentaje de efectividad en los fairways, supieron sortear los obstáculos de la cancha y alcanzar los greens. El juego agresivo que mostraron los dos, puso en cuestionamiento aquella máxima del golf que sostiene la vital importancia de acertar los fairways para alcanzar un buen score.

En la ronda final, gracias a un birdie en el quinto hoyo, DeChambeau se ubicó como único líder debido a los bogeys de Wolff en el 3 y el 5. Ambos hicieron bogey en el octavo y águila en el noveno con drivers de 388 (Wolff) y 374 (DeChambeau) yardas seguidos de dos muy buenos putts.

SPEEEED PERFECTION.@b_dechambeau lands an at the 9th. #USOpen pic.twitter.com/z1KT7rf8Wt

— U.S. Open (USGA) (@usopengolf) September 20, 2020

Desde ese momento, los demás jugadores quedaron fuera de carrera y la definición quedó exclusivamente entre ellos dos. En el hoyo 10, la ventaja se amplió debido a un bogey de Wolff y, en el siguiente, El Científico la extendió a tres con un birdie y pasó a tener el control del torneo.

DeChambeau estuvo muy firme en la vuelta y no le dio margen a su rival, quien cometió dos bogeys (10 y 14) y un doble bogey en el 16. En consecuencia, la diferencia siguió creciendo y llegó a seis golpes. El campeón del Rocket Mortgage Classic conquistó el primer Major de su carrera con gran autoridad y obtuvo un premio de $2.250.000 dólares.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The only player to break par on Sunday at Winged Foot.

Una publicación compartida de PGA TOUR (@pgatour) el 20 Sep, 2020 a las 5:16 PDT

La tarjeta de 69-68-70-67 expresa la solidez mostrada por DeChambeau durante todo el certamen, en el cual completó todas sus rondas bajo o en el par. Ayer, en la jornada final, fue el único jugador en conseguirlo pese a acertar solo seis fairways (41% en total). En sus 15 participaciones anteriores en Majors, solo alcanzó un Top 10 en el PGA Championship de este año donde se ubicó en el cuarto lugar.

This is @matthew_wolff5's first #USOpen appearance, but you wouldn't know it when you see how he earned the @Lexus Top Performance of the Day. pic.twitter.com/UoKWqkpPDR

— U.S. Open (USGA) (@usopengolf) September 19, 2020

Por su parte, Wolff (66-74-65-75) acumuló 280 golpes y terminó en el par del campo. En el Moving Day, completó 65 golpes (-5, con cinco birdies en la ida) con un gran juego con los hierros (acertó solo dos fairways y 13 greens) e igualó el mejor registro del torneo, que Justin Thomas consiguió en la primera jornada.

En tercer lugar finalizó el sudafricano Louis Oosthuizen (67-74-68-73) con +2 mientras que el número uno del Ranking Mundial, Dustin Johnson (73-70-72-70), finalizó sexto con +5.

What is going on at Winged Foot's 7th hole?! @WillZalatoris with the SECOND ace of the day. #USOpen pic.twitter.com/6RHXZyOmC9

— U.S. Open (USGA) (@usopengolf) September 17, 2020

Entre los golpes destacados, tanto Patrick Reed (terminó como líder la segunda jornada) como Will Zalatoris consiguieron un hoyo en uno en el séptimo, de 163 yardas, en la primera ronda. Zalatoris, uno de los más destacados del año en el Korn Ferry Tour, fue una de las sorpresas del certamen al alcanzar el T6 con cinco golpes sobre el par.

Un campo digno de un US Open

El Winged Foot Golf Club, diseñado por Albert Warren Tillinghast y reformado hace unos años por Gil Hanse, fue sede del torneo por sexta vez. Tal como se preveía, fue un campo de gran dificultad para los golfistas. Dicha complejidad quedó refleja en el tablero final, en el cual solo el campeón finalizó con score bajo el par. En las cinco ocasiones anteriores, solo había ocurrido en 1984, cuando Fuzzy Zoeler triunfó con -4.

Las principales dificultades de la cancha fueron un rough alto de césped grueso y unos greens que conformaron una combinación implacable con unas pendientes y ondulaciones que exigieron al máximo el juego corto.

Para este año, la USGA extendió el campo hasta 7.477 yardas (par 70). Se agregaron 213 yardas ampliando varios hoyos, entre ellos el 17 (55 yardas) y el 18. Además, el noveno se convirtió en par 5 (565 yardas) luego de presentarse como par 4 en 2006 mientras que con el quinto sucedió lo contrario y esta vez fue un par 4 (467 yardas).

En la previa, Tiger Woods lo calificó como uno de los tres campos más difíciles junto a Oakmont y Carnoustie. El Winged Foot fue escenario de la denominada “Masacre de 1974 cuando las condiciones exigieron al máximo a os golfistas a tal punto que el campeón Hale Irwin se coronó con siete golpes sobre el par y el corte se estableció en +14.

Tiger Woods no superó el corte

En una deslucida actuación, marcada por su imprecisión con los hierros, Tiger Woods acumuló diez golpes sobre el par y no superó el corte. Si bien en la primera ronda tuvo buenos momentos, principalmente los tres birdies consecutivos, terminó con +3 producto de cinco birdies, seis bogeys y un doble bogey en el último hoyo.

Finesse and touch that have been wholly perfected.@tigerwoods is undoubtedly a physical genius. #USOpen pic.twitter.com/43kA84s98O

— U.S. Open (USGA) (@usopengolf) September 18, 2020

En la segunda jornada volvió a tener dificultades en el 18 (salió desde el tee del 10), donde le costó dos golpes superar el pronunciado frente falso, y marcó un doble bogey que se sumó al que hizo en el par 4 del 16. En la vuelta, acumuló cuatro bogeys más (tuvo uno en la ida) y llegó a tener un score de +9 a tres hoyos del final. Gracias a dos birdies en el 7 y el 9, consiguió maquillar un poco el resultado y cerró con siete golpes sobre el par.

De esta manera, el campeón del US Open 2000, 2002 y 2008 falló su 12° corte en un Major, cuatro de ellos en este mismo certamen. Las anteriores fueron 2006, 2015 y 2018. El año pasado, en Pebble Beach, finalizó 21° con una tarjeta de 70-72-71-69.

En la anterior edición del US Open disputada en Winged Foot en 2006, Tiger hizo +12. Además, en el PGA Championship 1997, que tuvo lugar en esta misma sede, finalizó 29° con 6 golpes sobre el par. En total, en ocho rondas disputadas en ese campo acumula un score de +28.

Un inicio para el olvido de Phil Mickelson

En su intento por conquistar el US Open y completar el ansiado Grand Slam, Phil Mickelson estuvo lejos de conseguirlo y falló el corte tras acumular un score de +13 producto de dos rondas de 79 y 74 golpes. En la primera ronda registró un doble bogey en el 4, nueve bogeys y dos aciertos que sentenciaron sus posibilidades no solo de aspirar al título sino también de continuar en el torneo.

don't bother @PhilMickelson.

He'd go on to make birdie at the first. #USOpen pic.twitter.com/BGye2Zu6DR

— U.S. Open (USGA) (@usopengolf) September 17, 2020

Con seis segundos puestos en este Major, su chance más cercana fue en 2006. En aquella edición, disputada en este mismo escenario, Mickelson desperdició su gran oportunidad en el hoyo final. En aquella edición, disputada en este mismo escenario, le alcanzaba el par para coronarse pero cerró con un doble bogey.

Tampoco superaron el corte establecido en seis golpes sobre el par Collin Morikawa (+7), Tommy Fleetwood (+8), Mackenzie Hughes (+8), Justin Rose (+10), Kevin Na (+12), Jordan Spieth (+14) y Sergio García (+15).

Por su parte, Brooks Koepka, campeón en 2017 y 2018, estuvo ausente por lesión. El ex número uno del mundo no volvió a participar en el circuito desde que falló el corte en el Wyndham Championship. En tanto, Scottie Scheffler, elegido Novato del año por el PGA Tour, y Sam Horsfield, no formaron parte del field por haber dado positivo por Covid-19.

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios