20 años desde que Tiger Woods cambió el golf

El estadounidense es el padre del golf moderno. Fue pionero en darle una importancia vital a la preparación física y estableció una era de golfistas atletas.

Ya existe un grupo selecto de jugadores que trascienden su época e inscriben su nombre en la historia. Uno de ellos es Eldrick “Tiger Woods, quién con su hazaña en el US Open del año 2000, marcó un antes y un después en el golf. Con especial dedicación al trabajo físico, revolucionó el deporte, rompió récords tanto deportivos como comerciales y se convirtió en la figura icónica del deporte.

 

Revolución

Un físico trabajado mediante entrenamiento de resistencia y pesas, sumado a su fortaleza mental, fue la fórmula del éxito que lo llevó a dominar de forma absoluta el deporte y convertirse en leyenda. Una preparación de atleta reforzó los rasgos que caracterizaron su juego: un dinámico swing que le permitía pegar drives potentes, el gran manejo de los hierros y la precisión con el putter.

Anteriormente, los golfistas no trabajaban ese aspecto. Era una época en la cual se jugaba con palos de otro material y los campos eran más reducidos (Augusta fue expandido 600 metros en los últimos años).

A partir de la Era Tiger, la exigencia física en la preparación de los golfistas es un aspecto habitual. Tal es el caso de jugadores top como Rory McIlroy y Brooks Koepka, quienes son verdaderos atletas.

“Cuando entré al golf, hice las cosas de forma distinta porque nadie siquiera había entrenado, nadie hacía pesas, nadie salía a correr ni hacía carreras recordó Woods en una entrevista con CNN en Español.

A principios de marzo se anunció que ingresará al Salón de la Fama del Golf como miembro de la Clase 2021. "Tiger ha hecho más por el juego del golf de lo que cualquiera creía posible, y sus marcas históricas en el campo son solo un aspecto de su impacto", expresó el Comisionado de la PGA Tour Jay Monahan en un comunicado. Y agregó: "Su huella en el juego es inconmensurable, y su incomparable legado es uno que esperamos celebrar con su entrada al Salón de la Fama del Golf Mundial el próximo año".

 

 

Leyenda

Su consagración fue el US Open del año 2000, disputado en Pebble Beach, California. En aquel torneo, consiguió el título con 12 golpes bajo el par (tarjeta de 65-69-71-67) y una demoledora ventaja de 15 sobre Ernie Els y Miguel Ángel Jiménez, la máxima diferencia en la historia del golf.

El hecho de haberlo logrado a los 24 años, en un Major y en un campo que se destaca por las dificultades (fue el único que terminó bajo el par en aquella edición), redondearon la hazaña conseguida por el estadounidense.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sunday red just never gets old... #USOpen | #WearRedDay

Una publicación compartida de U.S. Open Championship (@usopengolf) el 7 Feb, 2020 a las 7:24 PST

 

Ese mismo año, obtuvo el Abierto Británico con ocho golpes de ventaja. Una superioridad que lo llevó con 24 años a ser el más joven en ganar los cuatro Majors (Gran Slam). Lo consiguió de forma consecutiva dado que su racha victoriosa se extendió hasta el Masters del año siguiente.

 

El mejor de la historia

El trono de mejor jugador de todos los tiempos se lo disputa con Jack Nicklaus, quien conformó el Big Three junto a Arnold Palmer y Gary Player entre las décadas del 50 y del 90. Lo único que aún mantiene esa discusión es la ventaja que posee Nicklaus de 18 títulos Majors contra los 15 de Tiger (5 Masters, 3 U.S. Opens, 3 British Opens y 4 PGAs). El Oso Dorado alcanzó esa cantidad entre 1962 y 1986, el último a sus 46 años.

MOST MAJOR WINS:

Jack Nicklaus: 18
Tiger Woods: 15
Walter Hagen: 11
Ben Hogan: 9
Gary Player: 9
Tom Watson: 8
Bobby Jones: 7
Arnold Palmer: 7
Gene Sarazen: 7
Sam Snead: 7
Harry Vardon: 7#LiveUnderPar pic.twitter.com/v2ccXw9bl7

— PGA TOUR (@PGATOUR) April 14, 2019

 

 

Tiger entró en la escena grande del profesionalismo al consagrarse campeón del Masters de Augusta 1997 con 21 años. Y se mantuvo en la cima del ranking mundial durante 683 semanas, 281 de manera consecutiva. En 2019, tras un período alejado de las canchas por lesiones y problemas extradeportivos, protagonizó un regreso a la gloria que quedará en la historia del deporte mundial al lograr su quinta chaqueta verde y alcanzar su 15° título Major tras 11 años sin títulos grande.

 

 

Unos meses después, para confirmar su vuelta a los primeros planos, igualó el récord de Sam Snead con la espectacular cifra de 82 títulos del PGA Tour.

It’s an honor to be tied with Sam Snead for most wins in @PGATOUR history. Thanks Mom and Pop and everyone who helped make this possible. Hideki put up an amazing fight on his home soil, but to do this in Japan is something I’ll never forget. It’s been an awesome year. pic.twitter.com/m9ICuVyJmX

— Tiger Woods (@TigerWoods) October 28, 2019

 

 

Ganancias

Además de romper marcas en el juego, su irrupción significó una expansión absoluta en venta de entradas, derechos de trasmisión y anunciantes para el circuito. Tanto la televisación como los premios otorgados crecieron exponencialmente, generando también un aumento de público interesado por el juego.

En el rating televisivo se produce lo que se conoce como Efecto Tiger dado que su participación en los torneos aumenta significativamente los registros.

Los 120 millones de dólares obtenidos en premios del PGA Tour convierten al californiano en el golfista que más dinero ha acumulado en toda la historia. Sumando los sponsors, durante años fue el deportista con mejores ingresos del mundo, y actualmente se estima que posee una fortuna de 800 millones. Es, sin dudas, el golfista más popular de la historia y el que contribuyó enormemente al éxito comercial del deporte.

 

 

Tags relacionados
Noticias del día